jueves, 4 de diciembre de 2008

¿Por qué no golpear a una mujer?

El siguiente peldaño en la escalera de la búsqueda de igualdad entre hombres i mujeres es la distribución igualitaria de la violencia física. Recordemos que la raza femenina ya ha conseguido cosas importantes, como el derecho al voto o los sostenes coloridos, i cosas menos importantes --risibles-- como la literatura feminista o el ecofeminismo. Ahora luchan  por la igualdad salarial i buscan la forma de compartir 4.5 meses del embarazo con nosotros, mas, ¿por qué detenernos ahí? ¿Quién soy yo para deshacer años de años de feminismo?

Si quieres igualdad, toma ahí tu igualdad. Como quieres que se te pague como a un hombre, es hora también que te golpee como a un hombre. Pues sí, mujeres, llegó el día de darles como Dios manda. ¿I por qué no? Estoy seguro de que a una mujer me la bajo fijo de una sola patada; con un hombre siempre hay la posibilidad remota de que tenga que meterle otra-- lo que quiero decir es que es más seguro pegarle a una mujer. Es más lógico. Además es más divertido, que bien sabemos que tienen más gracia i que probablemente caigan de una forma jocosa. George Sand, Sor Juana Inés de la Cruz i Sylvia Plath estarían de acuerdo.

7 comentarios:

ladamahelada dijo...

¿Por qué no? Pues porque si te consideras partidario de la igualdad, deberías medir tu fuerza con alguien que tenga igual nivel de testosterona(hormona que influye en la fuerza física) en su cuerpo que tú, y no con un ser que posee 30% menos fuerza. Pero si por el contrario, eso de la igualdad y la justicia no va contigo, pues ¡dale! ¡A golpear se ha dicho! Siempre habrá alguna $%^@# que no haya captado que no debe dejarse.

Además siempre he creído que si las mujeres no fuesemos tan acomplejadas (aunque sé que no se debe generalizar), no montaríamos shows pseudo- feministas para DEMOSTRAR que somos iguales, cuando es evidente que hombres y mujeres somos diferentes. El punto feo radica en que, con el pretexto de las diferencias, los hombres han logrado tomar el control y someternos a humillaciones. El hecho de ser sensibles (culpa de las hormonas femeninas) no significa que seamos incompetentes; es más, la sensibilidad puede ser una herramienta interesante a la hora de forjar una perspectiva de la realidad, ahora que lo pienso.

Mmmm me diste una idea para un post.

¡Saludo!

Anónimo dijo...

¿por qué no? quizás por instinto de conservación. como diría un amigo mío que, harto de que en el colegio los toritos más grandes lo usaran de tambor, desde que se inventaron los cuchillos las diferencias se acortaron. así parece que lo entendió lorena gallo (la que le mandó el gallo a bobbit)

quark schiz dijo...

Estoy de acuerdo. También quisiera que se impusiera la paridad de género en las milicias. Es muy injusto que en esta sociedad machista solamente los varones sirvan como carne de cañón. Debemos incluir también a las mujeres.

Anónimo dijo...

hombres de mierda......

jaja dijo...

DI que si eso es llo que hay que acer, quereis igualdad pos toma igualdad

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo, pero... No me llego a dar cuenta si es un tema en serio o no, porque no me parece por la manera de hablar en ciertas partes. Aunque lo de compartir el embarazo lo veo difícil...

Anónimo dijo...

mujeres basura, solo buscan igualdad donde les conviene.

Publicar un comentario