lunes, 19 de enero de 2009

Los Aristócratas

Una familia entra a la oficina de un caza-talentos para mostrar un espectáculo que han creado entre ellos. El caza-talentos no está muy convencido de querer verlos, pues ya tiene varias representaciones hechas por familias, pero es tal la insistencia del padre, que el tipo al final accede. 

Entra primero una niña de unos seis años con un clarinete platinado que se acerca a la boca i entona la introducción de la Sinfonía Concertante K364; de repente, aparece su hermanito, quien luce aún menor, con un chelo que le queda gigante i tiene casi que arrastrarlo. El niño da los buenos días i se sienta i empieza a hacerle la segunda voz a su hermanita mayor. El contraste de la voz del niño con el sonido del chelo es tal que ver sus deditos correr el diapasón i hacer un sonido tan grave causa un sentimiento de mucha conmoción en el caza-talentos. 

La madre entra en escena i empieza a declamar "el pastor apasionado, a su amada" con una voz suave i melodiosa. Ciertamente, el alegro maestroso que suena de fondo compagina lúcidamente al cariñoso poema.

El padre entra en escena con unos lienzos i unos acrílicos i comieneza a plasmar frente a los ojos del caza-talentos el aire que separa las figuras de su familia, haciendo una composición aterciopelada con unas pinceladas tan finas que recuerdan a las bailarinas azules del propio Degas. El padre tiene un trazo certero i termina su obra cuando la madre llega al último verso. La familia, con una sonrisa de satisfacción, da la venia.

El caza-talentos está impresionado, pero sus intereses comerciales no le dejan ver cómo sacar provecho económico a la actuación. Mientras pensaba en cómo decirle a esta familia tan culta i digna que su función no era adecuada para él, les pregunta "¿ i cómo se llama el acto?" A lo que la familia responde casi al unísono "los mendigos".


1 comentario:

Kojudo Mayor dijo...

Malo.

Mejor queda la versión llena de citas escatológicas, estípticas, adornadas con paisajes sadomasoquistas, necrofílicos, pederásticos, onanísticos y coprofágicos, como en este sitio:

http://batiduende.blogspot.com/2007/01/me-voy-porque-yo-quiero-que-me-vaya-la.html

Publicar un comentario