viernes, 18 de febrero de 2011

Deux Minutes de la Haine

Yo creo que la gente me está haciendo cabrear a propósito

Si el que es tonto trabaja dos veces, debo ser más retrasado que el engendro de I Am Sam y Sarah Palin. Luego, lo que ocurre es que así soy yo, un gran trabajador. El gran co… laborador del pueblo. Y, dentro de eso, siento que la gente, en general, sale de casa pensando en nuevas maneras de complicarme la vida.

Por ejemplo, el idiota ese que viene a clases sin bañarse, ¿por qué se cuadra cerca mío en la clase? Entiendo que su falta de higiene personal es un ataque ad hominem (¿ad nasalem?) a mi nariz, o la nariz de la sociedad, en general, y, como gran defensor de la humanidad en general, ¿por qué debo no putearlo? Soy de los que cree fervorosamente que el tipo en cuestión se dejó de bañar sólo para complicarme.

¿Y esta gente que cambia de opinión? ¿Que te dice "toda la vida te he dicho que A es A" y luego te sale con "toda la vida te he dicho que A es B"? ¡Que se aclare esta gente! ¿O los incompetentazos que se demoran en responderte un correo de trabajo? ¡Si es tu puta cuenta, a ti es que el te debe interesar responderme para no tenerme sin trabajo!

¿Y la gente que argumenta con el diccionario en la mano? El otro día alguien salió con "tengo un problema grabe", a lo que respondí que sí, sobretodo porque seguía la carrera de periodismo y no sabía escribir grave, a lo que me respondió, y ojo al dato, que "grabe también es fijar profundamente en el ánimo un concepto"… ¡Sí, pero eso no es lo que querías decir, Gilberto Gil!

¿Y por qué me mira la gente? Me molesta que me miren. ¿Y sabes lo que me pasó el otro día? Un muchacho se me cruzó con la bici cuando iba yo por la acera, y me dice "Ten cuidado". ¿Cómo es esa vaina? ¿El peatón tiene que tener cuidado? Me puse medio Gran Torino con el man, pero se lo ganó.

O las mujeres que no entienden que soy hombre y que, como tal, carezco de sentimientos. Bueno, de sentimientos no, de la capacidad de comunicarlos. Así es, soy una persona a la antigua y no me gusta comunicarme. ¿Por qué me quieres hacer hablar? ¿En qué momento me convertí en el BFF de la gente?

Mi psicólogo dice que exteriorizar mis sentimientos me debería de ayudar, pero, habiendo escrito esto, me siento mucho peor. ¡Puto psicólogo! Dentro de que es un cabrón al que tengo que pagarle para que hable conmigo, me viene a joder. Ya se las verá conmigo.

 Necesito un cigarrillo.


Foto por xalamy

No hay comentarios:

Publicar un comentario