sábado, 15 de mayo de 2010

Adiós a los candados del amor

En París, la frecuentemente declarada capital del amor, existe un puente llamado Pont des Arts, sobre el cual parejas de enamorados observan la tradicional práctica de cerrar un candado en sus rejas metálicas con sus nombres y tirando al Sena la llave, asegurando así, según dicen, que el amor será eterno. Del amor no se sabe, pero los candados han sido quitados por el ayuntamiento capitalino, causando, como es obvio, diversas reacciones en los ciudadanos y turistas de la ciudad.

Nada más apropiado para simbolizar una relación que un candado. Si en vez de puente se pudiera utilizar una cárcel, ya la metáfora estaría completa. ¿Y qué es este vicio que tienen las mujeres con preguntarte si son las más guapas, las más elegantes, las de mejor gusto, etcétera, etcétera, etcétera? ¡Pues cómo voy a saberlo yo, si sólo ando contigo!

Yo creo que para poder decirles con justa razón si son o no las más guapas, las más elegantes y las de mejor gusto nos deberían soltar un poco el lazo y dejarnos ver qué mismo es lo que hay en el mercado. Digo yo, ¿no? Lo hago por bueno, porque la que anda con la duda siempre es ella, y el que está para sacrificarse y llegar al fondo de la verdad soy siempre yo.

Noticia de la BBC
Foto de Pantchoa

No hay comentarios:

Publicar un comentario