viernes, 5 de febrero de 2010

Tenía un maniquí como compañera de viaje

La AP publicó ayer que un conductor neoyorquino había colocado en el asiento del pasajero se su vehículo  un maniquí para poder ir en un carril especial de la autopista que sólo se permite abordar si se viaja acompañado. El conductor no era Cosmo Kramer y fue multado por $135.

Por eso es que necesitamos un amigo que nos corte las alas cuando tenemos ciertas ideas que, a priori, parecen buenas y factibles. Una vez que intenté patentar la oscuridad artificial para complementar mi primera creación, las pijamas que brillan en la oscuridad. A primera vista, sonaba bien, pero poco a poco mi psicólogo me convenció de no llevarlo a cabo. Ahora sigo trabajando en el televisor invisible.

Noticia de la AP
Foto por slimmer_jimmer

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Exc!

Anónimo dijo...

Creo que un maniquí te haría buena compañía ya que nunca se quejaría de tu comentarios, no crees?
L.Q.Q.D

Jorge Luis Pérez dijo...

Una mujer plástica que no se queje... ¿Por qué no pensé en eso antes?

Anónimo dijo...

Porque necesitabas que yo te lo diga!
L.Q.Q.D

Publicar un comentario