miércoles, 6 de enero de 2010

Cortaba el pelo a incautos en el autobús

Un portlantiense ha sido acusado de cortar cabellos a desprevenidos pasajeros en el bus. Jared Weston Walded, de 22 años, se declaró inocente de los cargos.

¿Qué tiene de malo ir por la vida cortando cabellos a incautos usuarios del transporte público? ¿Dónde está aquello tipificado como crimen? ¿Junto a los crímenes de combinar cuadrados con líneas? ¿Y no es estar a la moda en todo momento uno de los sueños de las mujeres de hoy? ¿Qué más emocionante que salir a la calle y de repente llegar ahí donde ibas con un estilo completamente fresco y original?

El Jared este debe ser buen peluquero, a todo esto. Revisemos la evidencia: A pesar de haber realizado la actividad en cuestión varias veces no le ha cortado la cabeza a nadie. ¿No es esto señal de destreza? ¿En qué clase de mundo vivimos en el que alguien hace algo pro bono y nosotros les respondemos criminalizándolos? No me gusta el camino que ha tomado la humanidad esta nueva década.

Noticia del Huffington Post

No hay comentarios:

Publicar un comentario