lunes, 16 de noviembre de 2009

Las toxinas de los plásticos hacen a los niños más femeninos

Según la Universidad de Rochester ciertos químicos en ciertos plásticos alteran los cerebros de los niños, haciéndolos más femeninos. Aquellos varones que han sido expuestos a través del útero de la madre a estos compuestos son menos propensos a jugar con cochecitos, trencitos, pistolitas, o participar actividades físicas de contacto. Aunque los sujetos del estudio aún son pequeñines, Elizabeth Salter-Green, directora de la campaña química CHEM Trust, reconoce que la carencia de estos juegos podría conducir a otros desarrollos de tendencia más femenina.

Por lo que, de lo que entiendo, probablemente en 15 años los púberes se cuidarán más las uñas. O usarán más maquillaje. O se teñirán más el pelo. ¿Qué se yo? ¿No es esto lo que ya está más o menos pasando? ¿Y cuáles son las actividades femeninas de tendencia? ¿No llevar las maletas? O tal vez, en el futuro, seremos nosotros los que tengamos estrategias para ir al bar y que nos inviten copas toda la noche. Y, como me he percatado que cada vez hay más mujeres estudiando y menos hombres en la tierra, quizás a futuro los mantenidos y caza-fortunas seremos nosotros. ¡Cómo quiero que el futuro sea ahora!

¿Y no le da esto una magnitud más femenina a las artes plásticas? ¿Por qué se llaman artes plásticas, a todo esto? Y, volviendo al tema, ¿no será ya que los niños de hoy prefieren videojugar con la Wii más que con el cochecito-- o con el cochecito en el Forza 3, como hago yo? Quizás los juguetes en forma de vehículos y las armas ya no preparan a la juventud de hoy-- a lo mejor los niños ya no quieren salir de mecánicos en Grease o de marines en Vietman. Propongo que los juguetes de esta generación sean calculadores, corbatas, maletines de cuero, gafas de pasta y secretarias.

Noticia de la BBC
Foto por kevindean

No hay comentarios:

Publicar un comentario