martes, 29 de septiembre de 2009

¿Cuál cambio climático?

En lo que viene a ser una aceleración dramática en la predicción del calentamiento global, un estudio presentado en la universidad de Oxford por científicos británicos revelan que la temperatura promedio del planeta podría subir 4 grados celsius para 2060. El estudio llegó a esta conclusión al factorizar cómo el dióxido de carbón es absorbido por los bosques y océanos y un nuevo cálculo sobre la tendencia del uso de combustible fósil.

Bueno, va a hacer más calor, ¿Y? Estamos a un paso más cerca de instaurar la toga como nuestra ropa de diario, lo que es uno de mis sueños. Porque lo único que implica es hacerte un nudo con la sábana antes de salir de la cama y ya estás vestido. Además, ciertamente es mejor que se caliente el mundo a que se enfríe. ¿Qué preferimos? Siempre se anda diciendo que nos gustaría que la gente sea más cálida-- pues ya está; hecho.

Y yo no estoy muy convencido de la veracidad de las teorías estas del cambio climático. ¿Por qué lo hemos de cambiar? ¿Está tubo-bajo? Lo del calentamiento global sí puede que sea cierto, pues cada vez se calienta más la cosa: Se pone más álgida la situación de las Filipinas, los de la Organización del Tratado del Atlántico Norte están que se pelean con Estados Unidos por su compromiso en Afganistán, el consumo baja en Japón, en Ecuador ni te cuento cómo está la cosa... En fin, que el mundo se calienta.

Lo que pasa es que las cosas, hasta donde yo recuerdo, nunca han ido bien, así que asumo que es correcto decir que el mundo se viene calentado desde el amanecer del hombre. Si Al Gore dice que el incremento es exponencial, será porque así es también como ha crecido la población del planeta: exponencialmente. Y yo no sé de física, pero a más cuerpos, más fricción, a más fricción, más calentamiento. Y lo que va a pasar es que el planeta se va a calentar con todos nosotros y nos va a manda una era de hielo que no habrá Ismael Rivera que nos salve.

Foto de daCityDrifter vía Flickr.com
Noticia de Paul Harper para BBC Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario