miércoles, 22 de julio de 2009

Yo tampoco entiendo a las mujeres

Las mujeres son complicadas. Su idioma es el lenguaje de la sutileza, del mensaje dentro del mensaje, el de la implicación. En cambio, nosotros somos binarios y simples. Por ejemplo, hace ya unos meses mi flaca me dice "los vidrios estás sucios", a lo que yo supe contestar "es para que no se maten los pájaros" y di el tema por concluido. Pero no, por su puesto que no; dos semanas después me despierta de la siesta con un sutil portazo y veo que me está echando el mal de ojos y le pregunto "¿qué te pasa?"-- a lo que ella responde "las ventanas siguen sucias". Yo aún no estaba coherente y contesté "es que aún no se han extinguido las aves".

Eso no ayudó, aparentemente. ¿Y en qué momento me comprometí yo a limpiar nada? Claro, en el meta-lenguaje femenino "los vidrios están un poco polvosos" significa "ve y límpialos, carajo". ¡Pero yo no hablo mujeril! ¿Cómo debo saber eso? Y bueno, ya que estamos con lo de la siesta, la siesta, mujeres del mundo, es el reposo masculino por excelencia porque es el único momento en que nos podemos escapar de las responsabilidades que nos imponen y dormir tranquilos, por eso es que la hacemos. Si ustedes empezaran a dormir por la tarde, pronto nos mudaríamos a re-dormir en la mañana.

Porque la expresión esa de que "las mujeres son de sangre fría" no tiene nada que ver con lo vengativas y manipuladoras que pueden llegar a ser, sino que literalmente significa "están heladas". Deberían meterse al micro antes de meterse en la cama, o por lo menos alejar esos pies gélidos de los míos. Pero claro, nosotros estamos calentitos como un pan de yuca salidito del horno y de una nos caen para robarnos nuestro precioso calor corporal. ¡Por qué! Y encima se cabrean, que por qué no quiero acurrucarme. ¡Por que esto es la cama, no la nevera! Y luego, claro, se ponen libertinas con las manos-- y el frío nunca ha ayudado en esas materias, por eso de que la reducción de la vibración atómica causando el aparente encogimiento del cuerpo cuando nos acercamos al cero absoluto por el que ronda la piel de sus manos, y así no se puede, no señora. Váyase a hacer una fogata antes de meterse al sobre, por favor.

Foto: "Sleeping feet" por Orrin, de Flickr.com

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tampoco entiendo a los hombres.

Los hombres no necesitan un tipo de diccionario femenino que les ayude a comprender detalle a detalle lo que queremos de ustedes, todo es cuestión de inteligencia.
En particular no considero que se trate de que tengan buenos modales, pero si de que finjan tenerlos para que así parezca que los perdemos juntos en determinado momento.

Además me resulta difícil entender la manera en la que pretenden que seamos más claras y que les digamos las cosas explicándolo todo, siempre esperamos más de ustedes.

Los hombres podrían simplemente hacer las cosas "de voluntad". Es por eso que esperamos que nos besen y ni nos pregunten, solo haganlo por Dios! Claro siempre y cuando nosotras les demos señales de que tienen que hacerlo. Por ejemplo esa tipa te dio una señal de que lo hagas... Vamos analizando:
1) Premisa: Te dijo estan sucias
Significado: Presta atención a la poca limpieza que tiene...

Entonces TÚ por amor a la patria haces que dejen de estar sucias

Cuando les decimos
*) Me gustas
Significado: Imbécil besame porque me encantas

Pero si no decimos nada ni se te ocurra besarla porque entonces estás haciendo una invasión a su propiedad privada que en este caso son sus labios.

La mujer por más tímida que sea siempre da señales. Recuérdalo y bueno si no entiendes algo para eso estamos las amigas, solo pregunta.

L.Q.Q.D

Jorge Luis Pérez dijo...

¿I qué hay de los pobres pájaros?

Anónimo dijo...

Ese es el momento preciso en el que entra la balanza ¿qué tiene más importancia?, ...¿o el pájaro o ella?
Y analizándolo mucho los pájaros contribuyen mucho más a la humanidad que lo que podría hacer esa tipa...
L.Q.Q.D

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón Jorge, las mujeres deberíamos ser menos sutiles cuando decimos las cosas, porque esta claro que los hombres nunca tendrán una mente tan amplia como para comprendernos.
N.P.U

Anónimo dijo...

EN PAREJA: ¿SE PUEDE SER FELIZ EN LA IGUALDAD?¿?¿

Así nos pasa a todos, nos es difícil encontrar lo idóneo más allá del feminismo o masculinísimo. Nos encontramos con que todos somos iguales y diferentes a la vez, y es un hecho las diferencias, diferencias no de género, sino de cultura, de educación y por ende de costumbres.

Para tener una pareja del sexo opuesto es necesario ser un experto en comprensión y admiración hacia las diferencias con su contraparte, y cuando no se concibe admirar y sólo comprender o ni siquiera comprender, se debe ascender con lo vivido y buscar a otra persona sin complicaciones, sin críticas y sin largas.

Si la decepción hacia el sexo opuesto ha llegado a ser abrumadora, sus defectos aparecen como ridículos y las diferencias resultan insoportables, entonces esas personas no son para uno o tal vez y SÓLO TAL VEZ, la respuesta esté en buscar dentro del mismo género. Tal vez allí ese pájaro tenga el mismo significado para ambos y al fin disfrutar de la vida en pareja.

El machista debería darse la oportunidad de encontrar su idóneo en su mismo género, no lo crees?...

Con madurez y seguridad se logra comprender y admirar a su contraparte, e incluso se llega a ser feliz con ella… con esa terriblemente diferente persona.

Ana O.

Anónimo dijo...

EN PAREJA: ¿SE PUEDE SER FELIZ EN LA IGUALDAD?¿?¿

Así nos pasa a todos, nos es difícil encontrar lo idóneo más allá del feminismo o masculinísimo. Nos encontramos con que todos somos iguales y diferentes a la vez, y es un hecho las diferencias, diferencias no de género, sino de cultura, de educación y por ende de costumbres.

Para tener una pareja del sexo opuesto es necesario ser un experto en comprensión y admiración hacia las diferencias con su contraparte, y cuando no se concibe admirar y sólo comprender o ni siquiera comprender, se debe ascender con lo vivido y buscar a otra persona sin complicaciones, sin críticas y sin largas.

Si la decepción hacia el sexo opuesto ha llegado a ser abrumadora, sus defectos aparecen como ridículos y las diferencias resultan insoportables, entonces esas personas no son para uno o tal vez y SÓLO TAL VEZ, la respuesta esté en buscar dentro del mismo género. Tal vez allí ese pájaro tenga el mismo significado para ambos y al fin disfrutar de la vida en pareja.

El machista debería darse la oportunidad de encontrar su idóneo en su mismo género, no lo crees?...

Con madurez y seguridad se logra comprender y admirar a su contraparte, e incluso se llega a ser feliz con ella… con esa terriblemente diferente persona.

Ana O.

Anónimo dijo...

EN PAREJA: ¿SE PUEDE SER FELIZ EN LA IGUALDAD?¿?¿

Así nos pasa a todos, nos es difícil encontrar lo idóneo más allá del feminismo o masculinísimo. Nos encontramos con que todos somos iguales y diferentes a la vez, y es un hecho las diferencias, diferencias no de género, sino de cultura, de educación y por ende de costumbres.

Para tener una pareja del sexo opuesto es necesario ser un experto en comprensión y admiración hacia las diferencias con su contraparte, y cuando no se concibe admirar y sólo comprender o ni siquiera comprender, se debe ascender con lo vivido y buscar a otra persona sin complicaciones, sin críticas y sin largas.

Si la decepción hacia el sexo opuesto ha llegado a ser abrumadora, sus defectos aparecen como ridículos y las diferencias resultan insoportables, entonces esas personas no son para uno o tal vez y SÓLO TAL VEZ, la respuesta esté en buscar dentro del mismo género. Tal vez allí ese pájaro tenga el mismo significado para ambos y al fin disfrutar de la vida en pareja.

El machista debería darse la oportunidad de encontrar su idóneo en su mismo género, no lo crees?...

Con madurez y seguridad se logra comprender y admirar a su contraparte, e incluso se llega a ser feliz con ella… con esa terriblemente diferente persona.

Ana O.

Anónimo dijo...

Bueno, de leer otras de tus entradas es bastante obvio por qué no eres capaz de entender a las mujeres, entre otras cosas.

Publicar un comentario