jueves, 18 de octubre de 2007

Reflexión Contundente #11

Los periodistas que trabajan con Superman son una caterva de ignorantes; ¿cómo chucha no se dan cuenta de que Clark Kent se desaparece cuando pasa alguna figura? ¡Son unos putos lentes! ¡Eso es todo lo que el man se pone i amaga a la puta humanidad! ¿Qué carajo le pasa a estos idiotas? ¿I esa Luisa Lane? ¿La man no tira con Superman? ¿Cómo chucha tiras con un man i luego el man se pone anteojos i ya no sabes quien mismo era? ¡Qué pendeja esa man! ¡Qué pendejos todos!

¿I por qué el man se mete en la cabina telefónica a cambiarse? ¿No vuela a hiper-velocidad ese animal? ¿Por qué no se cambia mientras vuela? ¿Hay muchos obstáculos en el aire? ¿I qué es esa huevada de volar con el puño adelante? ¿Qué, así se vuela más rápido? ¿I a todo esto, por qué Superman trabaja? ¿No puede el man coger i decir "ey, salvé la humanidad, qué tal si este año ya no pago impuestos? ¿Necesita el man comer? ¿Ah? ¿Se la va plata en la gasofa del carro?

¿Superman necesita dormir? ¿Ah? ¿Por qué no se levanta a una pelada i duerme en la caleta de la man, como hacemos todos los otros que no tenemos casa? ¿Ah? seriamente, por qué trabaja ese man? ¿I por qué trabaja en una figura donde el propósito de todo es descubrir la verdad? Para eso que trabaje de futbolista o algo así, que se haga contratar por el equipo en donde juega Beckham...

¿I qué tiene con Luisa Lane? Si yo fuera pinche Superman no andaría perro por esa pelada, no más iría a una discoteca i a la man más buena le diría: "Oye, soy Superman, qué te parece si te invito a un trago". Creo que ser Superman inmediatamente te garantiza que si vas a runiar, una pelada te va a parar bola.

1 comentario:

Fátima dijo...

Lo que hace inidentificable a Superman es el churito de pelo que se acomoda en la frente. Con ese cambio, ni su propia madre kriptoniana lo reconocería.

Publicar un comentario