sábado, 15 de enero de 2011

De resacas

¡Toto, Toto! ¡Ve y busca ayuda! ¡Jorge tiene resaca! ¡Trae aspirinas!

Mi gato se llama Toto y ahora entiendo por qué no hay gatos lazarillos.

¡Bloody Mary! ¡Bloody Mary! ¡Bloody Mary! No es que crea en fantasmas, es que quiero un trago. Un trago para pasar la resaca.

¿Quién inventó el trago y por qué no hay tantos monumentos para esa persona como siento que deberían de haber? Deberían haber cantos épicos, refranes, estatuas, bustos, ¡algo!

Gracias al Dios por los macarrones con queso. A todo esto, si los quieres hacer bien, ponles el queso antes que entren al horno.

Hablando de gatos lazarillos, ¿sabéis quienes serían pésimos rescatistas? Los meseros. Los putos meseros y su visión túnel. ¡Ya dice que no me viste haciéndote de la mano porque estabas mirando el fondo de la sala! Esta gente cree que uno no entiende de rango visual. Y esta es la gente que uno no quiere de rescatista, en un helicóptero, buscando a un náufrago...

1 comentario:

Lic. Maria Alessandra Mendoza de Hernández dijo... dijo...

Estimado J.L.P:
Le redacto para hacerle saber de mi reciente comentario en el siguiente enlance del cual estoy segura que debido a su antiguedad lo ah dejado en el olvido.
Posdata: Disculpe, eh notado que es de Madrid y no de Argentina.

Sinceramente,

Lic. Maria Alessandra Mendoza de Hernández

Pagina de lectura:
http://tinyurl.com/232ojag

Publicar un comentario