sábado, 10 de abril de 2010

A Rusia sin amor

Un niño ruso de siete años que había sido adoptado por una familia tennesiana fue devuelto a su país por su madre adoptiva, la cual se encargó de que el menor abordara sólo un avión transoceánico acompañado de una carta que decía, entre otras cosas, que el pequeño padecía de "severos trastornos psicológicos". El suceso "ha sido llamado como la gota que derramó el vaso" por el ministro de relaciones exteriores Sergey Lavrov, pues hay precedentes recientes de casos involucrando adopciones idos a mal, incluyendo 3 muertes de niños rusos adoptados. El país del águila bicéfala amenaza con cesar este tipo de trámites con Estados Unidos, lo que afectaría a cientos de familias del país norteamericano.

Caveat emptor, ¿no? Lo curioso de esta notica, seguramente útil para estudiar los giros que la prensa decide darle a la información, es que todos los medios, si se lo busca ahora, están apoyando a la posición rusa. No siempre pareció así, pues las primeras informaciones, que suelen ser también las más objetivas, reportaban que según la madre adoptiva el niño había dibujado la casa en la que vivían en llamas, además de otros tipos de amenazas.

Esto no justifica la ruptura legal del contrato de adopción ni el cese de responsabilidades moral que una madre --adoptiva o no-- le debe a su hijo --adoptado o no-- pero sí es un ejercicio en quitar detalles de la noticia para que la lectura sea lineal y no contrastada. Reto a que se encuentre la versión de la madre en las nuevas versiones del hecho. MSNBC, uno de los pocos medios que mantiene la noticia más o menos como la vi ayer, ha omitido hoy también detalles que ayer publicaba.

El miedo a no ser "correcto" frente lo que se considera como abiertamente aceptado no debería a llevar a los medios a dejar de lado los detalles importantes de una noticia. Se supone que hay que presentar todas las cosas que se dicen o se han dicho y luego dejar que el lector establezca qué piensa, mas al momento de redactar siempre se discute un "enfoque", palabra que sirve de portmanteau para "qué vamos a omitir".

Yo cuando "adopte" a una esposa rusa no la pienso devolver.

Noticia de MSNBC
Imagen de dvd3141

2 comentarios:

PrincesaQuil dijo...

Quien sabe y pasó lo de la película de terror La Huérfana.

Anónimo dijo...

¡Yo también me acordé de La Huérfana! (y eso que no ví la película, sino que me la contaron).

Fátima Quishpe

Publicar un comentario