lunes, 23 de noviembre de 2009

Ser sucio es bueno

Ensuciarse es bueno para los niños, según científicos que dicen que estar muy limpio puede reducir la capacidad de la piel de curarse. Los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California han concluido que la bacteria normal que vive en la piel ayuda a prevenir inflamaciones cuando nos herimos; además, especulan que la obsesión de los países desarrollados con la limpieza es culpable del crecimiento exponencial de reacciones alérgicas. Por ejemplo, la cantidad de personas con alergias se ha triplicado en el Reino Unido en la última década.

Hace unas semanas la misma BBC publicaba que el consumo de alcohol ayuda al corazón y ahora resulta que no bañarse podría ser bueno. Definitivamente, cada día las noticias se vuelven más alentadoras. Y es que no hay nada como estar sucio y apestoso. Está claro que los últimos años hay cada vez más alérgicos y gente que puede morirse ante el tóxico poder de una nuez o de un producto lácteo. ¿Pero cuántos pobres conoces que no puedan comer mariscos o mantequilla de maní porque les resulta potencialmente letal? Se veía venir esto de que estar tan limpios no es tan bueno. Si no, ¿cómo explicas que no hay mendigos calvos?

Yo tengo una teoría sencilla sobre todas estas cosas. Primero que nada, el ser humano no necesita comer tres veces al día-- así no lo hacíamos cuando cazábamos tigres diente de sable y por eso no es normal que lo hagamos ahora. ¿Y aquello de lavarse los dientes? Pues en la sala paleontológica del museo no veo al australopitecino con un cepillo de dientes en la mano. Una vez vi a un neandertal con una revista de prensa rosa-- quizás por eso ésta especia no evolucionó tanto.

Noticia de la BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario