lunes, 13 de julio de 2009

Lo picante debería ser ilegal

Los capsaicinoides, que es como se denomina al conjunto de químicos en aquello que es picante, son un producto natural que no causa adicción física y que hace sentir emociones a las que sólo se puede acceder a través de su consumo.  Seamos honestos, todo esto suena familiarmente inmoral, por lo que se debe ilegalizar la producción, venta y consumo de esta sustancia.

La capsaicina es peligrosa y hay que tener cuidado con ella, pues hasta se especula que el consumo de este compuesto químico puede llevar al uso de otros alimentos. El abuso de otros alimentos puede causar gordura, y ella la muerte. O la diabetes. La cual también puede causar la muerte. Y por eso es peligrosa. Y por eso debería ser prohibida. (La capsaicina.) (Y la muerte también, la verdad.)

Y es que a pesar de que se ha consumido la capsaicina de los alimentos picantes desde hace 5000 años, la longevidad de una costumbre no basta para que esta siga siendo legal, como dice la falacia argumentum ad antiquitatem. Tampoco importa que ciertos doctores e investigadores que experimentan con ella por su supuesto potencial medicinal lleguen, cada cierto tiempo, a conclusiones que hagan parecer que esta sustancia tenga beneficios para la salud. No los tiene. Es peligrosa. Es inmoral.

Pues lo que sucede es que la capsaicina altera la percepción real de otros sabores-- si uno la mezcla con, digamos, tacos, los tacos ya no sabrán igual. El solomillo ya no será el solomillo, las cebollas no serán las cebollas, y el cilantro ya no será el cilantro. Todo será picante, todo será malo; pues ya no será, a nuestro paladar, el taco como lo percibimos generalmente, será distinto-- y lo diferente es malo. Y lo malo debe ser ilegal. Los jalapeños (los pimientos de este caso) alterarán el sabor de la comida, y no podemos permitir que algo cambie el orden de nuestra sólidamente establecida sociedad. 

5 comentarios:

Jorge Luis Pérez dijo...

Ah, i me olvidaba: El consumo de pimientos durante el periodo de formación educativa colegial puede causar problemas en el proceso de aprendizaje, falta de atención a los estudios y, posiblemente, llenura. Está comprobado que quienes comen más de lo que estudian en estas épocas aprenden menos.

Ayuda para los padres: Si usted sospecha que su hijo está consumiendo pimientos, fíjese en cambios en su comportamiento, conducta, intereses y amistades. Si su le está pidiendo más dinero o pasa cada vez menos en casa, hable con él. Otra teoría para explicar estos síntomas: la pubertad. Muchas gracias.

quark schiz dijo...

Vaya insolencia tan ignorante. Para tu información la longevidad del consumo del picante tiene raíces filosóficas mucho más profundas. Que sepas que el picantito de la capsaicina es solamente la sensación de aguijonazos de dolor en los botones gustativos de la lengua. El picante es relevante en la gastronomía por ser una reflexión sobre el hallazgo de placer en el sufrimiento. Es para gente con criterio formado y no para mariquitas.

Además es más bien el alcohol el que alteraría nuestra percepción de la realidad, ya que lso cosquilleos del etanol son básicamente lo que sientes cuando tu lengua se adormece. Si las bebidas alcohólicas se han masificado tanto es porque el gobierno quiere mantenerte a través de la embriaguez un mensaje subliminal de atontamiento, lo hacen para hacernos más susceptibles al control mental. Y eso, el adormecimiento ante la realidad, el atontamiento es lo que debe parecerte inmoral.

Anónimo dijo...

boring...
Atte: La misma Anónima que te hablaba de los textos emocionantes que escribías...

Anónimo dijo...

Tu deberías ser ilegal, por la incostancia de tus besos.
Atte: L.Q.Q.D y La misma Anónima de arriba

Anónimo dijo...

"lo diferente es malo"?????????

Publicar un comentario