jueves, 19 de noviembre de 2015

Acta XV de 2015

¡Orden! ¡Or-den! Por favor, mientras más rápido empecemos, más rápido nos vamos a casa. Vamos con el Orden del Día. Se ha solicitado que el punto 1, la Invocación, y el punto 2, la Correspondencia, sean omitidos en esta sesión para agilizarla. ¿Quién mociona? ¿Quién secunda? ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? ¿Abstenciones? Se aprueba la moción de postergar la Invocación y la Correspondencia a la siguiente Sesión Ordinaria. Procedamos al punto 3.

Si bien la estrategia que se ha venido llevando para bloquear la acera, que es caminar lentamente en medio de ella, ha dado resultados, han habido innovaciones a lo largo de los años que han mejorado esta centenaria tradición de nuestro Honorable Grupo. La incorporación del paraguas, la del carterón, la de pasear un perrito, todas estas ideas han servido para complicar el tránsito de la juventud por calle. Pero, con las nuevas tecnologías, ¿nos estamos quedando atrás? No podemos dormirnos en los laureles. Nuestros logros ya son bien conocidos, pero quizás nos hemos acomodado. Es hora de reinventarnos, es momento de dar con algo nuevo. Para la siguiente Sesión quiero que todas traigan novedades sobre cómo incorporar nuevas tecnologías a nuestro más prestigioso símbolo, el de no dejar que nadie nos pase. La acera es y será siempre nuestra, hermanas. Punto 4.

Pellizcar las mejillas de los nietos, como todas sabemos, comenzó para hacerles parecer más saludables, pues el color rosado en la cara era símbolo de salud. Prontamente nuestra Organización subvirtió este mensaje, apropiándoselo para causar daños, a veces irreparables, en las caras de nuestros niños. Doña Norma ha reportado que el arte del pellizco está cayendo en desuso. La fuerza, la duración, la búsqueda del momento más avergonzante, todas estas son artes que estamos olvidando. Yo soy la primera en acusarme. Es verdad. He dejado de pellizcar las mejillas de mis nietos. Pero, gracias a la Providencia, reeditaremos este manual que tengo aquí, el "Ars Vellicāre". Tranquilas, no habrá cuota extraordinaria. Los fondos vendrán de la extorsión emocional mensual que ejercemos sobre nuestros hijos.  Pasemos a los Puntos Varios.

¿Mónica? ¿Sí? Tranquila, el viaje a Benidorm sigue en pie. Fue uno de los puntos con el que este comité se presentó a la Presidencia, y se cumplirá. Siguiente. No, Alma, no vamos a reemplazar el croché como símbolo de nuestra Organización; no vamos a botar por la borda miles de años de tradición. No me importa que la artritis te impida tejer. Siguiente. Sí, la próxima Sesión Extraordinaria será en la peluquería de Geovanny. La información de que el viernes a las 19h00 es cuando más gente acude no ha cambiado, así que ahí nos daremos cita. Siguiente. Sí, Ángela, son varias las personas ya que tienen esta misma queja contra Carmita: nos queda claro que has estado pagando muy rápidamente en el Mercadona. Por favor, el Manual se ha escrito por algo. Lo mínimo que hay que estar es cinco minutos, de toda la vida. Si necesitas ganar más tiempo, recuerda preguntar cuánto es el total en pesetas y luego si aceptan cheques.

Todos los Puntos Varios que no se han tratado hoy serán conversados en la próxima Sesión. Esta Presidencia entiende que esa moda de ponernos a cuidar a los nietos para que nuestros hijos puedan trabajar es el cáncer con el que esta Organización debe luchar, pero no podemos hablar sólo de ese problema. Por ahora, recuerden que para esto es que inventamos el Alzheimer. Te piden dejarte a los niños, tú respondes ¿cuáles niños? Bien, que ya es tardísimo, casi mi hora de dormir. Así que siendo las 17h00 se levanta la Sesión. No se olviden de firmar el Acta. Ahora, saquemos nuestros pañuelos de nuestras mangas y hagamos nuestra proclama: Que la maña y la pillería nos mejore, ¡Que vivan por siempre las señoras mayores!

Jorgina Luisa Pérez, Secretaria Ad Honorem.

No hay comentarios:

Publicar un comentario