lunes, 26 de noviembre de 2012

Oh, Daniel, hijo

Aquí dos traducciones al castellano del poema de Frederic Weatherly ,,Oh, Danny Boy´´, una de once sílabas para que se pueda cantar, y una traducción literal.

Daniel, hijo, el clarín, el clarín llama
de cañada a cañada, en la montaña
el verano y las flores se marchitan,
tú debes irte y yo me debo quedar.

Vuelve cuando el verano esté en el prado
ó cuando el valle esté de blanco y nieve
porque yo estaré aquí, con sol o en sombra;
Daniel, hijo, oh Daniel, cómo te amo.

Si vienes y las flores se están yendo
si estoy muerto, porque muerto puedo estar,
espero encuentres el lugar do' yazco 
y te arrodilles y cantes para mí.

Y podré oír tus pasos sobre mí,
y mi tumba más cálida será,
y de rodillas dirás que me amas,
y dormiré en paz hasta que vengas a mí.


                               *   *   *


Oh, Daniel, hijo, Daniel, las gaitas, las gaitas llaman.
De cañada a cañada, y por la montaña
el verano se ha ido y todas las flores se marchitan
y eres tú, eres tú, quien se debe ir y yo me debo quedar.

Pero vuelve cuando el verano esté en el prado
ó cuando el valle se halle callado con blanco y nieve
porque yo estaré aquí con sol o en sombra
oh Daniel, hijo, Oh Daniel, cuánto te amo.

Y si vienes y las flores se están todas muriendo
si yo estoy muerto, porque muerto bien puedo estar,
espero que encuentres el lugar donde yazco
y te arrodilles y alces un Ave ahí para mí.

Y podré oír, aunque quedos, tus pasos sobre mí
y mi tumba más cálida y dulce será
y ahí te arrodillarás y susurrarás que me amas
y así dormiré en paz hasta que vengas a mí.

- Frederic Weatherly


lunes, 22 de octubre de 2012

Comunidad filosófica mundial anonadada por resultado

Imágenes de la competencia
Los expertos la han calificado como ,,la carrera de la década''.

La victoria de Lino Lapino, el conejo, sobre su contrincante, la tortuga francesa Tortosain Turtoius, ha fomentado diversísimas reacciones. Si bien en los muros de las casas de apuestas el claro favorito era Lapino con un margen de 500:1, la comunidad de filósofos internacional, liderada por Noam Chomsky, esperaba que el Turtoius ganase la carrera, lo que ha encendido la mecha del debate sobre lo plausible vs. lo posible en ciertos círculos intelectuales.

,,Teníamos muy claro que Lapino poseía muchísima más velocidad, sin embargo esperábamos que esta gran ventaja terminara por derivar en un descompensado sentido de superioridad que resultase en que Lapino se durmiese no sólo en laureles, sino también en media carrera'', declaró Chomsky a la prensa.

Lapino, en la conferencia post-carrera declaró que quedarse dormido en una competencia no estaba entre sus estrategias. ,,No sé por qué alguien pensaría tal cosa'', remató.

La Asociación de Librepensantes por el Mundo, ALM, según sus siglas en castellano, dijo que tenía entendido que personajes históricos como Giuseppe Farina, Juan Manuel Fangio o Alberto Ascari habían sido grandes corredores por su gran perseverancia y no necesariamente por quedar siempre entre los primeros; dijeron, además, que la verdad es que no veían mucho deporte.

El entrenador de Turtois, Felipe Massa, seguía desencajado por la derrota. ,,Le dí mis mejores consejos'', repitió desconsolado a nuestros micrófonos.

Foto de Emelfr

sábado, 29 de septiembre de 2012

jueves, 27 de septiembre de 2012

Huevitos de faltriquera o mollos

Con una receta como ésta fue que seduje a Lydia Hearst.

Ingredientes:
1 litro de leche entera.
2 libra de azúcar (2 tazas.)
8 yemas de huevos.
1 bolsa de azúcar impalpable.
1 bolsa de leche en polvo.
Papel aluminio.

1. Verter en una olla gruesa un litro de leche, las dos tazas de azúcar, y las ocho yemas-- las cuales se deben pasar por un cedazo para que no queden en la mezcla vestigios de clara.

2. Se hierve todo junto-- la leche se cortará; se debe revolver con una cuchara de palo-- el punto de mezcla es cuando se pueda ver el fondo de la olla.

3. Cuando la mezcla esté lista, y aún caliente, se le agrega cernida 3/4 de taza de azúcar impalpable y 1/2 taza de leche en polvo. La masa debe compactarse, pero no quedar dura.

4. La mezcla se envuelve en papel aluminio, y cuando ya esté fría se la guarda en la refri. Después de varias horas estará lista para hacer de ellas las bolitas en las que se presenta esta receta, con la ayuda de azúcar impalpable.

Tiempo de preparación: 1h20.

jueves, 13 de septiembre de 2012

El Podcast de Jorge Luis: Episodio 3

Un nuevo episodio del podcast; esta tarde espor grabar otro, que saldrá la próxima semana; por cierto, apréciese la muy profesional presentación (el anterior fue grabado con el micrófono interno de la compu y la todo que usé era de la webcam).


martes, 11 de septiembre de 2012

Sestina del milagro del Señor del Consuelo

A Eduardo Ycaza

¡Señor! ¡Cristo mío! Yo soy montubio
más pobre que los huesos 'e la muerte
y no tengo pa' ti más ofrenda
que rogarte del que a mi zurda
necesita, señor, tu milagro,
porque ya no basta mi consuelo.

En pobre llanto me desconsuelo--
la salud del niñito montubio
sólo volverá con un milagro--
¡Míralo en la sombra de la muerte!
¡Ésta lo posee con su zurda!
¡Su dolor es a mí su ofrenda!

Y si es que no hay mejor ofrenda
para ti, ¡mi señor del Consuelo!
¿Qué bastará de esta vida zurda?
¿De mi fiel pobreza de montubio?
¿Que ya ni la sombra de la muerte
alegrarme podrá en su milagro?

Pero si me haces el milagro
de curar a mi hijo con mi ofrenda,
¡haré plegarias hasta la muerte,
de rodillas! Y si al consuelo 
tuyo no le es basto, este montubio
entregará hasta su mano zurda.

Y el machete rozó la zurda,
y al niño le rozó el milagro,
y 'e rodillas cayó el montubio
y avanzó hasta que la ofrenda
fue la propia sangre que el consuelo
le arropó en diez leguas hacia la muerte.

Pero el niño abatió a la muerte
gracias a los dedos de la zurda,
y en su salud halló su consuelo,
del salvador Cristo, su milagro,
pues dando su vida en ofrenda
fue salvado po' el padre montubio.

El Montubio marchó a la muerte,
y la ofrenda de los cinco 'e la zurda
recuerdan el Milagro del Consuelo.

390
11 de septiembre de 2012

Contadlas, si son trescientos noventa, decidme que os parecen.


Sestina del Señor del Consuelo.

Ciertamente, nada me alegra más que las letras. Aún me faltan los últimos toques, pero, en menos de veinte minutos, he casi terminado con la sestina al Cristo del Consuelo. Antes de pulirla, como recuerdo de ejercicio, aquí el borrador original:


Montubio A
Muerte B
Ofrenda C 
Zurda D
Milagro E
Consuelo F

¡Señor! ¡Cristo mío! Yo soy un montubio
más pobre que los husos de la muerte
y no tengo para ti más ofrenda
que darte del que a mi zurda
necesita, señor, de tu milagro,
puesto que ya no basta con mi consuelo.

En mi pobre llanto me desconsuelo--
la salud de niñito montubio
sólo volverá con un milagro.
¡Míralo en la sombra de la muerte!
¡Ésta lo posee con su zurda!
¡Su dolor es a mí su ofrenda!

Mas si no hay mejor ofrenda
para ti, mi señor, mi Cristo del Consuelo!
¿Qué te bastará de esta vida zurda?
¿De mi triste pobreza de montubio?
¿Que ya ni la sombra de la muerte
alegrarme podrá con su milagro?

Pero si me concedes el milagro
de curar a mi hijo con mi ofrenda,
te daré plegarias hasta la muerte
sobre las rodillas de mi desconsuelo
y si esto no te es basto, este montubio
te entregará además su mano zurda.

Y el macheté rozó la zurda,
y al niño le rozó el milagro,
y de rodillas el montubio
avanzó hasta que la ofrenda
fue la propia sangre que el consuelo
le arropó en diez leguas hacia la muerte.

Pero el niño abatió a la muerte
gracias a los dedos de zurda,
y su salud fue su consuelo,
el salvador Cristo, su milagro,
pues dando su vida en ofrenda
fue salvado por su padre montubio.

El Montubio marchó a la muerte,
y la ofrenda de los cinco 'e la zurda
recuerdan el Milagro del Consuelo.

11 de septiembre de 2012


Sestina del Cristo del Consuelo

Siempre me gustaron los poemas del Cristo de la Quebrada-- que luego no se diga que no me gusta el verso libre-- y estoy intentando hacer una sestina basada en el de A. Sevilla Sinclair. Esto es lo que llevo; ya me queda poco para completar las 390 sílabas.

Éste es el remate:

El Montubio(A) marchó a la Muerte(B)
y la ofrenda(C) de los cinco 'e la zurda(D)
recuerdan el Milagro(E) del Consuelo(F)

Por cierto, en mi versión, el botija y la serrana son montubios y el Cristo en cuestión es el del Consuelo.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Carta abierta de agradecimiento a los chinos que viven en el piso de abajo

Queridos chinos del piso de abajo:

Gracias. Si bien a priori la privacidad podría parecer algo valioso en la vida cotidiana, la verdad es que en Guayaquil en general, y Puerto Azul en particular, pocos somos los que realmente sabemos qué ocurre en un departamento de chinos. Yo sé bien de qué van sus tiendas, pero no sabía nada de sus residencias y la falta de cortinas de su departamento me ha permitido una ventana libre hacia su chinesca vida.

Por ejemplo, ¿sabía Vd. que no viven tan hacinados como viven los productos de sus negocios? Ese es un dato que aún me parece muy interesante. En sus domicilios, además, tienen el hábito de andar semidesnudos, cuestión que tampoco podría haber aprendido sólo observándolos en sus lugares de trabajo-- so pena de que a lo mejor he estado yendo al mini-market equivocado.

Su falta de cortinas es, en sí, una decision sui géneris. Tampoco tienen muchas cosas más. Mis orientales vecinos carecen de muchas de las comodidades de las que nuestra consumista sociedad nos ha pensado que necesitamos tener. Me he podido fijar, por ejemplo, de que no tienen cubiertos, y que cada vez que necesitan algo para comer, parten astillas del tamaño de un lápiz #2 de la mesa de su comedor y la utilizan para ayudarse a comer. Tanto así, que el otro día vi que se les acabó la mesa y optaron por sentarse en el suelo, cosa que, dado su diminuto tamaño, quizás debieron hacer desde el comienzo.

Y no es que yo sea mirón, pero su flagrante desnudez también ha exhibida. Bien la sensación de disgusto que causa ver un cuerpo desnudo se ha visto siempre compensada por la subida de autoestima que siento cuando recuerdo que yo, a pesar de estar mucho más gordo que todos ellos juntos, ando mucho más justamente proporcionado, pero aún así preferiría igualar el terreno de juego cuando paso por su ventana, por lo que he optado por hacerlo, yo también, desnudo. Que todos podemos jugar a ese sucio juego.

Buenas noches,

Foto de Flickr

domingo, 12 de agosto de 2012

Canción al Nueve de Octubre

¿Veis esa luz amable
que raya en el oriente
cada vez más luciente
en gracia celestial?
Esa es la aurora plácida
que anuncia libertad --
Ésa es la aurora plácida
que anuncia libertad.

Coro

Saludemos gozosos
en armoniosos cánticos
esa aurora gloriosa
que anuncia libertad,
libertad, libertad.

Nosotras guardaremos
con ardor indecible
tu fuego inextinguible,
oh santa libertad,
como vestales vírgenes
que sirven a tu altar,
como vestales vírgenes
que sirven a tu altar.

Coro


Saludemos gozosos
en armoniosos cánticos
esa aurora gloriosa
que anuncia libertad,
libertad, libertad.

Haz que en el suelo que am
florezca en todas partes
el culto de las artes
y el honor nacional.
Y da con la mano pródiga
los bienes de la paz.
Y da con mano pródiga
los bienes de la paz.

Coro


Saludemos gozosos
en armoniosos cánticos
esa aurora gloriosa
que anuncia libertad,
libertad, libertad.

- José Joaquín de Olmedo
1780 - 1847; guayaquileño.



miércoles, 6 de junio de 2012

Episodio 2: Bendiciones y música

Después de un mes de baja por dificultades técnicas, el Podcast de Jorge Luis vuelve con dos temitas simpáticos: Las bendiciones y la música de fondo.


martes, 13 de marzo de 2012

Horror vacui

Era una noche abierta. No se había asomado una sola estrella, y las lejanas luces de ciertas ventanas del horizonte parecían haber sido más cautas y se habían guardado antes, dejando pocas vigías para el alba. Desde la ventana, la ciudad se reclinaba deforme sobre su cerro y sus ríos; del otro lado, la arboleda, tupida por las torrenciales lluvias, flanqueaba orgullosa las chabolas de madera húmeda. Las calles estaban secas y vacías. Los estrepitosos truenos de otrora habían descargado su furia y ahora sólo podían descansar adormilados.

Un gato pardo paseó por la cúspide de la verja de las cercas de unas casas y se posó en un techo metálico. Maulló con su aterciopelada voz de violonchelo. ¿Eran lágrimas aquellas gotas espesas estampadas a la ventana? El gato sació sus ansias de desconsuelo, oteó el horizonte, y tan cautamente como vino, se fue. Las pocas luces que quedaban asumieron su naturaleza efímera y se extinguieron como la vida misma salta de la última mirada de los ojos hacia el vacío del todo y de la nada.

La ventana, como la ciudad, habría de seguir allí, pero no para siempre. Pero en esa noche de dudas, ni el taimado bramido de los aceros, ni el chirrido de las puertas, ni el canto demente de los sonidos imperceptibles aclaró con su fantasmagórica presencia al innatural gris de la ciudad. Sólo un reloj absurdo, sólo de manos, se quejaba-- tic-tac... tic-tac... era tarde y era muy pronto-- tic-tac, tic-tac, pero la hora, más pronto que tarde, certera, indetenible, se aceraba. Quizás por eso era que el reloj sonreía. Muy pronto sería muy tarde.

Fin.


Foto de Zen Sutherland

domingo, 19 de febrero de 2012

Nuevo Spot para el día de la mujer



Una serie de imágenes que acompañen una varonil pero delicada voz en off. Durante el spot, veremos a una mujer en distintas etapas de su vida, por lo que se necesitan varias actrices que tengan un parecido razonable. Para hacer el cambio coherente, las fotos de una escena al final servirán para advertir a la audiencia de que se trata siempre de la misma persona.








Feliz día de la mujer
Por Jorge Luis Pérez Armijos

Una suave música de xilofóno.

1. Int. 
Un salón. Una niña en un tutú de balletista baila infantilmente por toda su casa. 


Narrador
¿Recuerdas cuando eras niña y unas simples zapatillas te convertían en una gran bailarina?

2. Ext. 
En el jardín, una mesa de juguete puesta para el té, donde varios ositos de peluche están sentados con una niña, que les conversa. 


Narrador
¿Y aquellas veces en las que tus muñecos te hablaban?

3. Int. 
El cuarto de una niña. En él, una pequeña juega con sus muñecas y un castillo.

Narrador
¿O cuando con una sencilla diadema te convertías en princesa?


La música cambia a un ritmo más acelerado y moderno.

4. Int. 
Una oficina. Una mujer vestida con ropa formal de trabajo entra a un edificio de negocios. Camina con confianza por los pasillos. 

Narrador
¡Es que tú eres mujer! ¡Tú te comes todos los cuentos!

5. Int. 
Un baño de mujeres de una discoteca. Una chica se pinta los labios y le dice a otra chica, que se mira al espejo, preocupada: 


Mujer
Sí, el pelo corto te queda divino.

6. Ext. 
Un parque; un hombre y una mujer en una banca, de la mano: 


Hombre 
Siempre te voy a querer, yo contigo tengo buenas intenciones.

7. Int. Oficina. Un jefe sentado a un gran escritorio habla con una joven en una entrevista:


 Jefe
 En nuestra empresa, usted tendrá las mismas oportunidades.

8. Int. 
Oficina. Igual que en la escena 4, la chica va llegando a su escritorio. Se sienta, mira su foto de graduación, su foto de matrimonio, y una foto en la que aparece con su esposo e hijo de vacaciones (el marido es completamente opuesto al actor de la esc. 6). La madre sonríe al ver la foto de su hijo, la toma. Zoom-in al niño.



Narrador
Sí, todos siempre te han mentido porque tú, eso es lo que tú, como mujer, te mereces.


9. Zoom out a ext. 
Playa. Frente al mar, la madre y el hijo se abrazan al atardecer: 

Hijo
Te quiero, mami. 

Narrador
Todos, absolutamente todos. Feliz día de la mujer.


Fin.

martes, 7 de febrero de 2012

Apertura en esquina- Tres en raya, parte 3 de cuatro

La apertura de esquina es, junto con la central, de las más populares. Un movimiento de X en la esquina deja 5 posibilidades para O, que son:











Medio adyacente.

Medio adyacente

- Esquina paralela: Una ,,esquina paralela'' fuerza el empate, mientras la otra garantiza la victoria para X-- el cuadro que da la victoria es la que no está al lado del primer movimiento de O.
- Central: X a ,,central'' fuerza la victoria.
- El resto: Medio adyacente obliga al empate, como es el mismo caso de ,,medio opuesto'' y ,,esquina opuesta''.

Esquina paralela.

Esquina paralela

- Central: Fuerza el empate con ,,esquina opuesta'' y luego X a ,,medio opuesto''.
- Medio adyacente: Si O toma el medio adyacente a la esquina que ya tomó, pierde la partida. ,,Centro'' fuerza el empate. Si O ocupa el ,,medio adyacente'' más lejano, pierde. Si O toma ,,esquina opuesta'', ganaría O la partida, siendo este un raro caso en el que X, abriendo, pueda perder. El medio opuesto restante termina la partida en empate.
- Medio adyacente (el que no está entre la X y la O) fuerza la victoria de X después de que O tome forzosamente ,,esquina paralela'' y X deba tomar el centro.
- Medio opuesto: ,,Central'' fuerza el empate; ,,esquina paralela'', la derrota si luego X toma el centro.
- Medio opuesto (el más lejano): Fuerza el empate excepto si O toma ,,esquina paralela'', en cuyo caso, pierde,
- Esquina opuesta: Fuerza la victoria porque O debe ir al centro y X debe responder en la esquina paralela.

Medio opuesto.


Medio opuesto

Central: Fuerza la victoria de X después de que O debe cubrir la ,,esquina opuesta''.
Medio Adyacente: Ambas fuerzan la victoria para X.
Medio opuesto: Lleva al empate.
Esquina opuesta: Fuerza al empate.



Esquina opuesta

Central: Fuerza el empate a menos que O ocupe un medio, en cuyo caso X ganaría.
Medio adyacente: Fuera la derrota de X después de que O tome obligadamente la esquina paralela y X deba defenderse, dejando el centro (y la victoria) para O.
Esquina paralela: Fuerza la victoria de X si después de que O tome el ,,medio adyacente'' para defenderse, X pilla la otra esquina paralela.
Medio opuesto: Fuerza el empate a menos que O tome el otro ,,medio opuesto'', pues si O lo hace, pierde.
Centro.

Centro

Medio adyacente: Fuerza el empate.
Medio opuesto: Fuera el empate.
Esquina opuesta: Da la victoria a X sólo si O toma una esquina paralela, pues permite a X tomar la otra-- y tomar, además, la victoria.

domingo, 5 de febrero de 2012

Apertura del medio - Tres en raya, (2/4)

La apertura del medio es la más popular del juego, posiblemente porque sus limitadas respuestas son fáciles de aprender para los principiantes.

Esta apertura sólo deja dos posibilidades para la respuesta del oponente.

La notación de las imágenes describe los cuadros según la posición de las dos primeras piezas.



Respuesta en la esquina.

Respuesta de X a O en una esquina:

- Adyacente: Colocar la siguiente X en ,,adyacente'' lleva al empate, pues fuerza la respuesta a ,,medio lejano''.
- Esquina paralela: Similar a ,,adyacente'', fuerza el empate porque O debe colocarse en la otra esquina paralela.
- Medio lejano: Otro empate forzado porque O debe ir a adyacente y luego X está forzado a ir a ,,esquina paralela''.
- Opuesto: La mejor respuesta, pues es la única con oportunidad de victoria si O va algún cuadro del medio: Si va a ,,adyacente'' y X responde en una de las dos esquinas (en la que esté obligado a defenderse), X gana pues presenta dos amenazas, ambas en ,,Medio lejano''; lo mismo si la respuesta de O es ,,medio lejano'', pues permite a X ir a ,,esquina paralela'' y ahí tender la misma trampa. Sin embargo, si O responde en ,,Esquina paralela'' fuerza el empate.



Respuesta en el medio.

Respuesta de X en caso de que O ocupe un medio:

- Esquina paralela: Este movimiento garantiza la victoria pues obliga a O ir a defenderse en un ,,opuesto'', lo que deja el otro ,,opuesto'' libre, y tomarlo equivale a ganar.
- Adyacente: También garantiza la victoria, pues obliga a O a tomar el otro adyacente, dejando dos esquinas en la que X se puede ubicar (las opuestas al ,,adyacente'' de O) y ganar.
- Opuesto: Fuerza el empate, pues los tres siguientes movimientos serán obligatoriamente en las esquinas, los dos primeros en las esquinas paralelas, y el tercero en la opuesta.
- Medio lejano: Si X va a ,,Medio lejano,'' O no está forzado a nada y puede decidir: Si toma una esquina, empata. Si toma un ,,adyacente'', pierde si X toma el ,,opuesto''.

Tres en raya, parte 1 de 4- Introducción y conclusión

El ,,Tres en raya'' es, y siempre ha sido, un juego para ligar. Este juego no se debe jugar entre personas del mismo sexo, a menos que no les moleste faltar el respeto a Dios con la flagrante homosexualidad que esto exudaría. Y bueno, ¿por qué es un juego para ligar? Porque no es un juego para competir, puesto que las muy limitadas posibilidades que sus reglas ofrecen son muy limitadas como para ser usadas en competencia.

El ,,Tres en raya'', para quien no lo sepa, se juega dentro de un asterisco gigante con X y O, donde dos personas se toman turnos para colocar dichas piezas para conseguir con estas una línea de 3. En la práctica, se usa para que tener qué hacer con la chica que te gusta en clases, pues si tú dibujas el tablero y le pones una X a una de las casillas y se lo pasas, ella estará obligada a jugar contigo, lo que abre una puerta conversacional que una buen maniobrador de las palabras sabrá aprovechar.

Ahora, para probar el postulado de la facilidad para ganar en ,,Tres en raya'', consideremos lo siguiente:

Primero, sólo hay tres posiciones para la apertura: El centro, las diagonales, o los lados del medio, y cada uno abre ciertos caminos, pero todos estos, obviamente muy limitados. Revisemos la evidencia.

En el tablero de ,,Tres en raya'' sólo hay tres posiciones para la apertura.


La apertura central es la que más limita el campo, sólo deja al competidor dos opciones para su respuesta.

La apertura en la diagonal y la apertura en medio dejan ambas cuatro opciones distintas para la respuesta.

La apertura del medio es poco popular, pero igualmente digna de estudio.

Las aperturas serán analizadas en su totalidad en artículos que seguirán este, mas la conclusión, que nada tiene que ver, la puedo adelantar: El ,,Tres en raya'' es un arma peligrosa y certera para el ligoteo. Ese postulado, sin embargo, es demasiado obvio como para tratarlo a profundidad.