jueves, 20 de octubre de 2011

Sobre mi vida, parte dos de tres: He comido

Estoy a dieta. Lo que sucede es que no sé en qué dieta estoy. Unos días no bebo porque estoy en la dieta del no-alcohol, otros días no como porque ando chiro. Últimamente, desde que vivo sólo, estoy en la dieta del oportunista. Sólo como en casa ajena, pues en la mía sólo hay comida de gata. Me va bien en esta dieta. Además, como dicen que el trago es el alimento del alma, bien alimentado debo andar.

Por cosas ajenas a mi voluntad, cuando volví al Ecuador comí pizza casi todos los días de la semana. Mi vida es dura, lo sé. Que no, dirán algunos, pero, la verdad, a estas alturas morirme de un infarto sería una bendición, viendo lo que me espera. Pero bueno, he probado PizzaDicta, Domino's, Pizzería El Queso, Pizza Hut, Papa John's, etc, etc. Yo no sé qué pasa, pero no encuentro una que me guste. Quizás porque, para variar, mis gustos son distintos a los populares: Me gusta la pizza con masa fina-- finísima y crujiente. Además, la como con pepperoni. A todo esto, ¿sabíais que en España nadie te da la razón sobre lo que es un pepperoni? Y dicen que acá está el tercer mundo. Pero bueno, si alguien sabe de una buena pizza fina de pepperoni (no salami, como suelen dar los que no saben) que me avise. O que me invite, mejor aún.

Otra cocina que me interesa poderosamente es la mexicana. Para algo tenían que ser útiles estos panas. Y bueno, ¿qué pasa con esa figura de amagar con que tienen cien mil platos distintos si lo único que cambia de un plato al otro es que si te lo preparas tú mismo, es un taco; si es gigante, es un burrito y si lo tuestan, es una flauta? Claro, los mexicanos no se van a dar cuenta porque tienen fundido el sentido del gusto por tanto picante que le echan a todo. Si todo te sabe a capsaicina, ¿qué puedes cuestionar?

Sea como sea, me gusta la comida mexicana, pero en Guayaquil los restaurantes de comida mexicana son un desastre. Desde el María Bonita hasta el Tacos & Jarros, y ya lo que estoy empezando a hacer es pedir que me enseñen un poco del ,,guacamole'' que usan. Si es la pasta esta que venden en el Supermaxi, doy la media vuelta y me voy con el sol hasta Tijuana, el único buen resto mexicano desde Cielito Lindo en la zona. Aunque me han hablado bien del de Mall del Sol, pero aún no he ido.

¿Y qué más? Fui al Hooters. Buena carne.

Foto de AlHikesAZ



No hay comentarios:

Publicar un comentario