miércoles, 11 de mayo de 2011

Para ser feliz en la vida tienes que hacer lo que te gusta

Para Martita, que considera que los delfines son muy peligrosos.

"Para ser feliz en la vida tienes que hacer lo que te gusta", leí de una amigo hace poco. Creo que ya lo había aclarado antes, pero la felicidad no me gusta. Me es como Bon Jovi, si un día me aparece en la radio, bien, pero no por eso me voy a ir a comprar los discos.

Ahora, voy a demostrar con mi típicamente infalible lógica que ser feliz en la vida no tiene mucho que ver con hacer lo que te gusta. Supongamos, sólo por el ánimo de discutir, que lo que te gusta es violar delfines retrasados. Obviamente, esta asquerosa actividad seguramente te daría la felicidad a ti, que eres un pervertido, pero pensemos en el delfín.

Seguramente crecerá con un algún tipo de problema que le llevará, sin duda, a recrear esa faena que tú le hiciste con los bañistas incautos que se encuentre por el camino. El delfín no lo estará haciéndolo para ser feliz, sino para poder solventar sus dificultades psicológicas, por lo menos en su mente, pero ¿y el bañista?Tendrás en él un hombre que nunca más irá a la playa, ni él ni sus hijos. Así que, lo que comenzó en tu inocente hobby de hacerle a los delfines retrasados terminó por jugar la felicidad de la temporada de toda una familia. Claramente, hacer lo que te gusta nada tiene que ver con la felicidad, por lo que te pido que dejes en paz a los pobres delfines.

Foto de LaPrimaDonna

No hay comentarios:

Publicar un comentario