martes, 3 de mayo de 2011

Motu proprio

-¡Callate, que estás ebrio!
- Sí, pero es motu proprio.

Qué observadora es mi vecina.

Sea como sea, creo que ella aún no sabe apreciarlo a Julio Jaramillo. Quizás cantando más alto la convenza a la desgraciada.

¿Sabes qué voy a hacer? Voy a encontrar ese DVD de Artieda con el Napo. Eso convencería a cualquiera.

Creo que mi vecina cree que Motu Proprio me está asaltando. Dice haber llamado a la policía.

Extrañamente, insiste en gritarme la hora. No hay "ya lo sé" que le haga entender que de mi lado de la cerca los relojes no se han parado.

Supongo que estará fascinada con su trabajo. Después de todo, aclama ¡mañana tengo que trabar! vivazmente.

Dice trabajar a las siete. No será, espero, un trabajo muy importante.

Hasta mientras, canta, ruiseñor, canta.

Foto de Mr. Anderson

No hay comentarios:

Publicar un comentario