domingo, 13 de marzo de 2011

Sobre comida basura

A la Mtra. Toranzos, que me dejaba leer en clases.

Me acabo de terminar una bolsita de Galapaguitos. Dentro de que la bolsa mide 7mm x 7,5mm, me he puesto a leer la "información nutricional" de la parte de atrás. Según la bolsa, tú vas a tener el autocontrol de sólo comerte una de las dos porciones que trae la misma, porque los valores que están escritos son para media ración del ya diminuto envase. Una porción, a todo esto, equivale a 7 galletas. ¿Quién es tan gil como para dejar que se le dañe la mitad de la bolsita? Porque no hay forma humana de cerrar el envase sin que le llegue el oxigeno y lo dañe.

Y así es ahora todo. Nada, ni las porciones unipersonales, traen especulado las cantidades que uno va a consumir. Igual es que yo estoy loco y nunca he visto a nadie decir "qué buenas están estas Doritos, voy a dejar la mitad para mañana" y esta es la norma del consumidor y no la excepción. A todo esto, ¿sabéis por qué las grandes empresas hacen esto de dividirte las raciones? No es para que parezcan menos dañinas, ni tampoco es para cubrirse las espaldas jurídicamente (si te da un infarto, culpa tuya, yo te dije sólo te comas siete Galapaguitos por día).

El porqué es sencillo: Kraft/Nabisco/Frito-Lay creen que eres tonto y que no sabes dividir. Lo peor del asunto, es que probablemente estén en lo cierto-- lo digo por la mayoría de la población general, no los cultísimos lectrores apóficos. A todo esto, yo recuerdo el día en el que encogieron el tamaño de las bolsas de las papitas. Lo recuerdo porque fue el mismo día que empezó a salir ese "25% Más" estampado en ellas. ¡25% más aire! "Es para que no se rompan al ser transportadas", dice, de vez en cuando, algún filósofo de la comida chatarra (que tampoco lee este espacio.) ¿Sabes qué digo yo? Que la media papita que viene por bolsa-- y sólo te puedes comer ¼ por por porción-- se puede ir al carajo de las papitas.


Foto de TheJunkFood
¡Qué hambre me ha dado! ¿Dónde están las Doritos que empecé ayer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario