lunes, 7 de marzo de 2011

Con todo mi cariño,

No me podrías importar menos. Bueno, podrías, pero tendría que hacer una especia de yoga tántrico para llegar a ese nivel, y me importas muy poco como para intentarlo.

Si mi vecino tuviera un primo lejano, y el primo lejano de mi vecino tuviera un perro, y el perro del primo lejano de mi vecino tuviera una pulga, tú me importarías menos que el amigo imaginario de la pulga del perro del primo lejano de mi vecino.

Eres tan poco importante como para hacerte una metáfora.


Foto de TW Collins

2 comentarios:

PrincesaQuil dijo...

y si escribes esto es porque sí te importa!

Jorge Luis Pérez dijo...

Salió la filósofa! Pero sucede que no las escribí el mismo día, desgraciadamente.

Publicar un comentario