jueves, 24 de febrero de 2011

Sobre los guardias de la UEM

¡Dame tu fuerza, Pegaso! ¿Quiénes se creen que son los guardias de la Universidad Europea de Madrid y dónde se creen que están? Porque, a priori, no somos población penitenciaria (gente en la cárcel, para los de primero). Yo me pregunto si esta gente tiene alguna necesidad no satisfecha relacionada al poder. Algo así como "mi padre me gritó mucho, ahora me voy a desquitar diciéndole a los universitarios de 21 años que si están a dos metros de la puerta de la uni los voy a reportar". ¡Qué valentía!

Dentro de que, para ser honestos, la gran mayoría de los guardias (de nuestra Uni, los demás tienden más bien a ineptos) son gente muy amable, civil, y cortés, este es el verídico caso del "por uno pagan todos"; si supiera el nombre del individuo en cuestión, lo señalaría. Ahora, quiero hacer aquí un inciso y hablar sobre otro guardia, el guardia-cono:

El tipo cuya labor es mirar a los coches salir y entrar-- porque asegurarse de que la gente aparque bien, no hace. ¿Qué hace este tipo que no pueda hacer un cono? Claro, el cono no puede decirte "el parking está lleno"-- cuando tú sabes que viste 5 huecos del otro lado. ¿Si me quiero meter y dar cien mil vueltas al parking, ¿a ti qué te importa, cono parlante? Me alegro que tu trabajo lo pueda hacer un ser inerte. ¿Estudiaste mucho para eso?

Volviendo al tema: Entiendo que la Universidad sea una institución privada --privada de sentido común-- y que puede hacer lo que se le venga en gana. Y más allá de que lo de prohibir el cigarrillo es un excelente movimiento de mercadotecnia, no quita que el guardia aquel que quiere darnos con la porra cuando nos ve fumando no sea un yunque.

Otro inciso: ¿Y qué es eso de la pegatina verde y por qué no se la ponen a los tarados que no saben aparcarse entre las rayas blancas del parking? Me alegro de sobremanera que el guardia ese que es gordo como un pescado mitológico tenga una moto para ir a ponérnosla, porque si este hombre llegara a caminar, ¡quién sabe qué podría pasar con su salud! Y, a todo esto, ¡gracias a Dios que no hay un problema medioambiental en Madrid! Porque eso de tener un 4x4 y una moto para protegernos lo veo super, super necesario.

Yo me pregunto, en la convención anual de guardias de seguridad de Madrid, donde se reúnen los todos los guardias de la zona, los guardias de las cárceles, los bancos, las esquinas oscuras, etcétera, ¿en qué mesa se sientan los guardias de una universidad privada, como la nuestra? ¿En la de los niños? Porque una labor de adultos, no tienen. Pero, por otra parte, y como siempre he dicho, me alegro que esto sea lo más relevante que la universidad pueda hacer con nuestras pensiones.


Foto de Marcos Vasconcelos

No hay comentarios:

Publicar un comentario