viernes, 11 de febrero de 2011

Sobre la trabajadora de la esquina de mi casa

En la esquina de mi casa hay una practicante de la profesión más antigua del mundo. Se llama "Cristina" y cobra "40 o 50€". Eso fue lo que le escuché decir a un cliente que conversaba con ella. Ahora comienzan las preguntas.

¿Qué no sabe esta mujer que las señoritas de la vida alegre necesitan un nombre completamente distinto a "Cristina"? ¿Dónde quedó el "Candy", el "Kristal", el "Aparato de Golgi"? (no he ido mucho de putas) Ahora, aprecio la honestidad, fingida o no, del nombre de la maestra de la esgrima sin espadas, pero no por que ella sea honesta quiere decir que ahora mi nombre de cabaretero vaya a dejar de ser "Capitán".

Siguiente pregunta: ¿Qué es eso de que cobra 40 o 50€? ¿Qué diferencia hay entre lo que está moralmente dispuesta hacer por 50€ que no hace por 40€? ¿En qué momento díjose "esto, si no me dan 10€ más, no lo hago." ¿En serio está  en 10€ su diferencia entre "lo doy todo" y "lo doy casi todo"? ¿Saben qué? ¿No tienen, entre todos, 90€ que me presten? Que tengo que ir a hacer una investigación periodística empírica. ¿Qué me miran así? ¡Si lo hago es por ustedes, carajo!


Foto de picassoswomen

No hay comentarios:

Publicar un comentario