jueves, 24 de febrero de 2011

Sobre los guardias de la UEM

¡Dame tu fuerza, Pegaso! ¿Quiénes se creen que son los guardias de la Universidad Europea de Madrid y dónde se creen que están? Porque, a priori, no somos población penitenciaria (gente en la cárcel, para los de primero). Yo me pregunto si esta gente tiene alguna necesidad no satisfecha relacionada al poder. Algo así como "mi padre me gritó mucho, ahora me voy a desquitar diciéndole a los universitarios de 21 años que si están a dos metros de la puerta de la uni los voy a reportar". ¡Qué valentía!

Dentro de que, para ser honestos, la gran mayoría de los guardias (de nuestra Uni, los demás tienden más bien a ineptos) son gente muy amable, civil, y cortés, este es el verídico caso del "por uno pagan todos"; si supiera el nombre del individuo en cuestión, lo señalaría. Ahora, quiero hacer aquí un inciso y hablar sobre otro guardia, el guardia-cono:

El tipo cuya labor es mirar a los coches salir y entrar-- porque asegurarse de que la gente aparque bien, no hace. ¿Qué hace este tipo que no pueda hacer un cono? Claro, el cono no puede decirte "el parking está lleno"-- cuando tú sabes que viste 5 huecos del otro lado. ¿Si me quiero meter y dar cien mil vueltas al parking, ¿a ti qué te importa, cono parlante? Me alegro que tu trabajo lo pueda hacer un ser inerte. ¿Estudiaste mucho para eso?

Volviendo al tema: Entiendo que la Universidad sea una institución privada --privada de sentido común-- y que puede hacer lo que se le venga en gana. Y más allá de que lo de prohibir el cigarrillo es un excelente movimiento de mercadotecnia, no quita que el guardia aquel que quiere darnos con la porra cuando nos ve fumando no sea un yunque.

Otro inciso: ¿Y qué es eso de la pegatina verde y por qué no se la ponen a los tarados que no saben aparcarse entre las rayas blancas del parking? Me alegro de sobremanera que el guardia ese que es gordo como un pescado mitológico tenga una moto para ir a ponérnosla, porque si este hombre llegara a caminar, ¡quién sabe qué podría pasar con su salud! Y, a todo esto, ¡gracias a Dios que no hay un problema medioambiental en Madrid! Porque eso de tener un 4x4 y una moto para protegernos lo veo super, super necesario.

Yo me pregunto, en la convención anual de guardias de seguridad de Madrid, donde se reúnen los todos los guardias de la zona, los guardias de las cárceles, los bancos, las esquinas oscuras, etcétera, ¿en qué mesa se sientan los guardias de una universidad privada, como la nuestra? ¿En la de los niños? Porque una labor de adultos, no tienen. Pero, por otra parte, y como siempre he dicho, me alegro que esto sea lo más relevante que la universidad pueda hacer con nuestras pensiones.


Foto de Marcos Vasconcelos

lunes, 21 de febrero de 2011

Yo creo que los hermanos Grimm son responsables por la suerte de los gitanos

El otro día iba por la calle, cuando vi a una aglomeración de gitanos poblando los bajos de un puente. Estaba lloviendo, y el techo que provee la carretera es idóneo para el resguardo, sí, pero yo soy de los que cree que sólo los ogros tienen derecho a vivir debajo de los puentes. Entonces, ¿son ogros los roma? En mi imaginario, y, supongo que en el de todos, el paralelismo, aunque a nivel inconsciente, es inevitable.

Por estas y otras razones, el día que sea publicista, lucharé para que la primera cuenta en la que trabaje sea justamente la de la de los gitanos. ¡Es que tienen muy mala imagen! Y, en el mayor de los casos, como el del puente que acabo de explicar, son cosas que, en realidad, son cuestiones de percepción-- y podrían ser cambiadas. Ahora, más me hubiese gustado llevar la imagen de los ogros, pero entre William Steig y DeamWorks Animation, ya no me queda mucho por hacer.

Por los gitanos, entonces, sí. Primero que nada, habría que hacer una campaña pro-trabajo callejero. Está mal visto trabajar en eso de la mendicidad, pero ¿por qué? ¿Qué moldes primer-mundistas habría que romper para hacerle ver a la gente que, en el fondo, lo que más mola de los trabajos es poder hacerlos en cualquier lado? Por ejemplo, eres gitano y de vas de vacaciones a la playa. ¿Hay semáforos en la playa? Pues sí. ¿Qué te impide, entonces, trabajar desde ahí? Pues nada. Yo creo que lo que la gente les tiene, en el fondo, es envidia.

¿Y uniformes? Más allá de vestir en ciertos tonos y preferiblemente a cuadros, tampoco parecen existir muchas limitaciones. Ahora, si la mendicidad, como se ha establecido, se puede ejercer que cualquier punto del mundo (en el que haya semáforos), y tienen por hábito vivir en la calle, como he podido observar, eso quiere decir que trabajan desde casa. ¿Trabajas tú desde casa?

Tampoco quiero verter todas mis ideas sobre como remodelaría la imagen, pues aún no me han dado la cuenta, pero ¡algún día!


Foto de Jorge Santiago

viernes, 18 de febrero de 2011

Deux Minutes de la Haine

Yo creo que la gente me está haciendo cabrear a propósito

Si el que es tonto trabaja dos veces, debo ser más retrasado que el engendro de I Am Sam y Sarah Palin. Luego, lo que ocurre es que así soy yo, un gran trabajador. El gran co… laborador del pueblo. Y, dentro de eso, siento que la gente, en general, sale de casa pensando en nuevas maneras de complicarme la vida.

Por ejemplo, el idiota ese que viene a clases sin bañarse, ¿por qué se cuadra cerca mío en la clase? Entiendo que su falta de higiene personal es un ataque ad hominem (¿ad nasalem?) a mi nariz, o la nariz de la sociedad, en general, y, como gran defensor de la humanidad en general, ¿por qué debo no putearlo? Soy de los que cree fervorosamente que el tipo en cuestión se dejó de bañar sólo para complicarme.

¿Y esta gente que cambia de opinión? ¿Que te dice "toda la vida te he dicho que A es A" y luego te sale con "toda la vida te he dicho que A es B"? ¡Que se aclare esta gente! ¿O los incompetentazos que se demoran en responderte un correo de trabajo? ¡Si es tu puta cuenta, a ti es que el te debe interesar responderme para no tenerme sin trabajo!

¿Y la gente que argumenta con el diccionario en la mano? El otro día alguien salió con "tengo un problema grabe", a lo que respondí que sí, sobretodo porque seguía la carrera de periodismo y no sabía escribir grave, a lo que me respondió, y ojo al dato, que "grabe también es fijar profundamente en el ánimo un concepto"… ¡Sí, pero eso no es lo que querías decir, Gilberto Gil!

¿Y por qué me mira la gente? Me molesta que me miren. ¿Y sabes lo que me pasó el otro día? Un muchacho se me cruzó con la bici cuando iba yo por la acera, y me dice "Ten cuidado". ¿Cómo es esa vaina? ¿El peatón tiene que tener cuidado? Me puse medio Gran Torino con el man, pero se lo ganó.

O las mujeres que no entienden que soy hombre y que, como tal, carezco de sentimientos. Bueno, de sentimientos no, de la capacidad de comunicarlos. Así es, soy una persona a la antigua y no me gusta comunicarme. ¿Por qué me quieres hacer hablar? ¿En qué momento me convertí en el BFF de la gente?

Mi psicólogo dice que exteriorizar mis sentimientos me debería de ayudar, pero, habiendo escrito esto, me siento mucho peor. ¡Puto psicólogo! Dentro de que es un cabrón al que tengo que pagarle para que hable conmigo, me viene a joder. Ya se las verá conmigo.

 Necesito un cigarrillo.


Foto por xalamy

sábado, 12 de febrero de 2011

¿Prisión para Cevallos?

¡Cómo que el árbitro aquel está demandando a las manos del Ecuador! ¡Ya no hay respeto! Para los que no lo saben, hace un par de meses se jugaba un partido de fútbol importante en Ecuador y el arquero más conocido del país, el Sr. José Francisco Cevallos fue expulsado-- y salió diciéndole cuatro cositas al cuarto árbitro, el demandante Alfredo Intriago, quien está ahora pidiéndole al cancerbero una indemnización por $200 000. A todo esto, el Sr. Cevallos le pidió al primer árbitro, en su momento, permiso para "putear" a Intriago, y el primer árbitro, al no negárselo, se lo concedió tácitamente.

Ahora bien, ¿cómo es eso de demandar a alguien que hasta tiene la corrección y cultura de pedir permiso antes de putear? El Sr. Cevallos es un caballero de los que ya casi no hay, ¿debe pagarle $200 000 al cretino de Intriago sólo por eso? Lo consultamos con el abogado a bordo de Apófica, el Dr. José Zea.

"El Sr. Intriago es una persona pública, no en el sentido de que está frente a los ojos de todo un estadio, sino en el clásico sentido de que es una puta. ¿Cómo es posible que en un estadio con 50 000 personas puteándolo a Intriago al unísono sólo sea Cevallos el único demandado? Dentro de que fue él, Cevallos, el único con la gallardía suficiente para insultarlo en su cara-- y con la bendición del primer árbitro."

El abogado José Zea se voluntarea para defender al Sr. Cevallos, a todo esto, pues dice que es un acaso de "abrir y cerrar". Yo sólo quiero destacar que parte de la vida laboral de un árbitro es ser insultado, ¿o si no, qué? ¿Llamamos al Sr. Guinness? ¡Le tengo un récord para usted! ¡Sé de un árbitro que ha sido insultado! ¡Paren las rotativas! ¡Que al imbécil de Intriago no le gusta que le digan cosas feas!

Foto de Daniel Aguilera Ríos
Vídeo de "Déjeme putearlo, nada más"
Noticia sobre la demanda, de El Universo

viernes, 11 de febrero de 2011

Sobre la trabajadora de la esquina de mi casa

En la esquina de mi casa hay una practicante de la profesión más antigua del mundo. Se llama "Cristina" y cobra "40 o 50€". Eso fue lo que le escuché decir a un cliente que conversaba con ella. Ahora comienzan las preguntas.

¿Qué no sabe esta mujer que las señoritas de la vida alegre necesitan un nombre completamente distinto a "Cristina"? ¿Dónde quedó el "Candy", el "Kristal", el "Aparato de Golgi"? (no he ido mucho de putas) Ahora, aprecio la honestidad, fingida o no, del nombre de la maestra de la esgrima sin espadas, pero no por que ella sea honesta quiere decir que ahora mi nombre de cabaretero vaya a dejar de ser "Capitán".

Siguiente pregunta: ¿Qué es eso de que cobra 40 o 50€? ¿Qué diferencia hay entre lo que está moralmente dispuesta hacer por 50€ que no hace por 40€? ¿En qué momento díjose "esto, si no me dan 10€ más, no lo hago." ¿En serio está  en 10€ su diferencia entre "lo doy todo" y "lo doy casi todo"? ¿Saben qué? ¿No tienen, entre todos, 90€ que me presten? Que tengo que ir a hacer una investigación periodística empírica. ¿Qué me miran así? ¡Si lo hago es por ustedes, carajo!


Foto de picassoswomen

jueves, 10 de febrero de 2011

Estoy comprometido con el medio ambiente

¡Gracias, polución, por estos bellos atardeceres!
- Poemas del asma.

Pocas cosas me gustan más que nuestro planeta, básicamente porque en el planeta están casi todas las cosas que me gustan. Pero sea como sea, el caso es que Madrid, la ciudad en la que vivo, padece en estos momentos un no-tan-inusual altísimo nivel de contaminación-- tanto así que hay quienes se plantean denunciar al alcalde de la ciudad de un delito contra el medio ambiente. Lo que sucede con el aire sobre Madrid, para quien no lo sabe, es que éste básicamente se estanca sobre la ciudad, reteniendo los gases de combustión de los automotores.

Yo soy un hombre interesado en cuidar el planeta, y en un esfuerzo por salvarlo, he decidido desplazarme hoy en bus. Eso, y además, mi vehículo esta, incidentalmente, en el taller. Adoro ir en bus. Puesto que mi vida no vale nada, no me molesta perder mi tiempo compartiendo y apreciando olores con el resto de la humanidad que o, como yo, les interesa el medio-ambiente, o que no tienen los medios para conseguir vehículo.

Sea como sea, espero que la madre tierra aprecie mi esfuerzo. Y, para que mi intento anticontaminacionista quede asentado, propongo ahora varias ideas para solventar la situación de Madrid, y del mundo entero, de una vez. Primero: Metro y bus gratis. Porque, ¿qué es eso de pagar más de un euro cada vez que salvo al planeta? Así como yo lo veo, la Madre Tierra me debe a mí dinero. Segundo, Axe debe patrocinar los transportes públicos. Tercero, toda la gente que usa el bus debe ir leyendo. Ya me cansé de la poca cultura del mundo, por eso pido que Interviu colme los asientos buseteros, que un mundo entretenido es un mundo poco contaminado. Por lo menos en mi mente.

Sobre la contaminación de Madrid, de El País.
Foto de Kevin Dooley

domingo, 6 de febrero de 2011

Caballeros del periodismo zodiacal

¡Feliz día de tolerancia cero contra la mutilación genital femenina!

Voy por el episodio 76 de Caballeros de zodiaco, "25 minutos de imágenes recicladas", y ya ando desvariando con el asunto, pues 76 episodios implican 26 horas del programa, y yo empecé el martes-- lo que quiere decir que estoy promediando 4,333 horas caballerescas al día.  Tanto así, que me estoy planteando cómo sería mi vida si yo fuese un caballero zodiacal, y sería, más o menos, así:

Primero que nada, sería el caballero del periodismo, el sapo, amo y señor de la sapada, y mi poder principal sería el golpe de la primicia, un golpe que bien te puede dar días antes de que te enteres, con la falla de que el golpe puede o no puede ser veraz. El otro poder sería el falso sentimiento de seguridad, que haría a unos sentirse ganadores cuando en verdad los datos no los apoyan, pero el poder de la falsa interpretación termina por hacerlos parecer, ante los ojos del pueblo, superiores.

¿Muy abstracto, el asunto? Es que lo he estado pensando a fondo. Si tengo 4,3 horas libres para ver Caballeros del zodiaco al día, y esta es, para mí, una de mis actividades más provechosas, ¡imagínate qué hago el resto del día!


Foto de Irving Diaz

viernes, 4 de febrero de 2011

Yo creo que Gloria Prado es responsable de los problemas de la bolsa

Esta mujer sale todos los días a contar la actualidad del parqué madrileño y hace su trabajo perfectamente bien, excepto que tiene siempre un desaire negativista cuando habla sobre los valores y las tendencias de la sesión del día. Siempre es un "ha subido, pero todavía quedan muchas horas para el cierre", o "si bien la tendencia es al alza, esta no pasa del 0,01%" o "los resultados, aunque positivos, son muchísimos más  bajos de los esperados". ¡Ya pues, glorita!

Medidas preventivas: A mí se me ocurre que podría usar uno de esos "guantes" gigantes que usan los hinchas en el estadio y subir el pulgar cada vez que un valor está en verde, diciéndolo con una gran sonrisa; ese mismo pulgar, hacia abajo, podría significar un descenso-- acompañado, por supuesto, de un puchero. Si bien esto sería menos dinámico, pues son algunitos los valores, sería, ciertamente, más entretenido.

Ahora, hay una especie de conflictos de intereses entre lo que cuenta Prado y lo que me gustaría a mí que suceda. Y esto, básicamente, se debe a que tengo un par de inversiones en la bolsa y ésta comunicadora se ha convertido, en mi mente, en la responsable de las bajadas, porque cada vez que pasa algo bueno, ahí está ella, metiendo la puntilla del negativismo; otra explicación para este fenómeno podría ser que no es Prado la que hace que la bolsa baje, sino más bien la poca estabilidad económica que vive España en estos años, pero me hace sentir mejor odiarla a ella antes que al sistema. Ella, por lo menos, da la cara. Y no nos engañemos, es una cara bastante presentable.

martes, 1 de febrero de 2011

Mi Genius es idiota/cabrón

Me da la impresión que muy poca gente lo usa, pero en iTunes hay una cosa a la que si le haces un click te crea una lista de canciones "parecidas" a las canciones que estás escuchando. Si bien no reconoce la mitad de mis canciones (tengo mucha música de Pajaritos Cantores), las que sí reconoce las asocia de una manera completamente aleatoria.

El otro día le di a lo de Genius cuando estaba escuchando "Funkytown"-- sí, así soy yo, más fan del disco que Stu-- y me recomendó otros éxitos de los 70s, éxitos de cantantes consolidados en el arte del discotequeo como Frank Sinatra, Michael Buble y Fred Astaire. ¡Vaya idiota el genius este!

Ahora, yo soy una persona poco irascible y no  me dejo afectar por las pequeñas cosas de la vida, pero lo que me llega de este asunto es que el pana se hace llamar "Genius". O sea, ¿qué pretende? ¿Qué clase de persona, en general, va por la vida diciendo que es un genio y presume de eso de tal forma que hasta se termina llamando así? Primero que nada, no es tan inteligente. Pero aunque lo fuera, ¿qué pasó con lo de la humildad? Me molestan esas pretensiones de grandeza.

La otra opción, digo yo, es que sí sea inteligente el Genius pero que, a la vez, sea un cabrón y me haga eso de ponerme a Dean Martin cuando yo le he pedido un poco de dance, cosa que parece ser, a toda regla, un movimiento hecho exclusivamente para putearme. Pero, ¿sabes qué, Genius? Te estoy mirando. Te tengo vigilado. Déjame decirte que yo me entrenada ahorcando osos, así que anda con cuidado.