miércoles, 14 de julio de 2010

De cómo Topo Gigio me enseñó a ser intolerante

Yo veía a Gigio, el ratón cuya cara parece ser la de una persona a la que le acaban de sacar las muelas del juicio, lleno de la característica inocencia de la que estamos colmados todos los niños y niñas del mundo, y cantando sus canciones sin realmente saber qué es lo que estaba diciendo aprendí a hacer una persona intolerante. Revisemos la evidencia:

La famosa canción que cerraba el programa, "A la camita", tiene la siguiente frase "Pedir a Dios por los niños y por la gente con fe, por este mundo travieso que se olvidó de querer." ¿Cómo es eso, Topo Gigio? ¿Por qué solamente hay que pedir por la gente con fe? ¿Qué clase de intolerancia religiosa es esta? Porque y la gente sin fe… ¿qué? ¿Vamos a dejar que se vayan así no más a la camita? ¿Sin que nadie pida por ellos? Bien es sabido que los ateos no tienen alma, sí, entonces ¡con más razón hay que pedir por ellos! Por eso es que todos los domingos en la mañana mis amigos evangelistas y yo vamos a tocar puertas y regar la buena nueva, ¡para que Topo Gigio pueda pedir pedir por ellos!

Otra canción que sigo sin entender tiene esta enrevesada estrofa: "Cuarenta y cuatro gatos en fila por seis con el resto de dos juntaron seis compactos en fila por seis con el resto de dos bigotes en linea y gatos en fila por seis con el resto de dos las colas enroscadas en filas por seis con el resto de dos. Seis por siete, cuarenta y dos; y dos cuarenta y cuatro." No es la complicada parte matemática que se me escapa, es sino, ¿cómo es que 44 gatos no aprovechan para comerse al intolerante de Topo Gigio?

13 comentarios:

Fátima dijo...

"Pedir a Dios por los niños y por la gente con fe, por este mundo travieso que se olvidó de querer."

Confío en que hayas cometido algún error de digitación. ¿Insinúa Topo Gigo que Dios se olvidó de querer a este mundo travieso??

Oh.

Jorge Luis Pérez dijo...

Quiero dedicar el artículo a todos mis amigos nazis!

MicaelaDA dijo...

No, Fátima. Es el mundo travieso el que se olvidó de querer.

Buena, Jorge Luis! Muy buena! (aunque no entendí bien por qué lo de los amigos nazis; igual me reí a carcajadas).

Un abrazo desde Hamburgo!

Micaela

Jorge Luis Pérez dijo...

Otro abrazo (erótico) para ti.

BerNo dijo...

siempre me cayó mal topo gigio, ahora se porque

silvia dijo...

yo me quedo con la de los gatos, muy divertido.....a pesar de que no se lo comieron.

JLP dijo...

Quizas esta direccion, Silvia, te informe un poco . . . http://www.apofica.com/2007/01/de-como-super-campeones-me-ense-ser.html

En este, el llamado periodista se denomina Nazi todo gracia a una caricatura Oriental, SIENDO IGNORANTE DE LAS CARACTERISTICAS BASICAS DE LA ANIMACION JAPONESA.

k Te iMpOrTa, eH? dijo...

qUe PeNdElA rAtA
mAz PeNdJo pEridZta =[

Jorge Luis Pérez dijo...

Amigos del nazismo! Tampoco se pierdan una notita muy simpática sobre la influencia de Bob Esponja en la incidencia de homosexualidad infantil internacional en http://www.apofica.com/2007/05/salvemos-los-nios-de-la-homosexualidad.html

Anónimo dijo...

ja ja ja recuerda a la entrada donde como supercampeones te hicieron racista
eres un pelao

Anónimo dijo...

jajaja

Anónimo dijo...

FELICIDADES, USTED ES UN TIO CON GANAS!!
me comprare un raton y l pondre PEREZ
Jose Pivín
el.gallo.en.alpargatas@gmail.com

Anónimo dijo...

o0o0o0o0o0 mi topo gigio por seer como es lo kiero fulll mejor dicho los k no amen a topo gigio los odio demasiado ok
TE AMO TOPO GIGIO.............
att: tu admiradora

Publicar un comentario