miércoles, 28 de abril de 2010

Los políticos deberían dejar de decir tonterías.

Hay días lentos en esto de las noticias, y cuando eso sucede hay que recurrir a los rincones conocidos de información cómica. ¿Qué ha dicho últimamente Berlusconi? ¿Qué se cuenta Hugo Chávez? Ya todos oímos la de Evo Morales, pero el problema de ese desafortunado comentario es que él mismo hizo los chistes adecuados y ya hay poco que explotarle. Si los políticos siguen así de idiotas nos vamos a quedar sin trabajo.

Por suerte, aún hay religiones. Un tal teheraní llamado Kazem Seddiq dijo recientemente en un sermón que los terremotos son causados por mujeres vestidas reveladoramente, y que si las mujeres no se cubrían debidamente la ciudad acabaría destrozada. Una chica llamada Jen McCreight decidió poner a prueba la científica teoría organizando un evento donde debían reunirse varias mujeres con los atuendos más escotados que tuviesen. El evento tuvo gran repercusión mediática. Desgraciadamente, no hubo ningún terremoto escandaloso aquel día.

No sé yo, pero deberíase repetir el experimento varias veces para confirmar los resultados. Escotes hasta el 2012, se podría llamar la iniciativa. Por supuesto, no faltaron las feministas que plantearon que enseñar los dones objetivizaba a la mujer. ¿Vestirte como se te venga en gana no quiere decir exactamente lo contrario, a todo esto? ¿Libertad no quiere, entre otras cosas, decir que ellas se pueden vestir como quieran? No lo sé, pero saco el tema porque he estado viendo en las noticias un tema sobre estudios masculinos, en oposición a estudios feministas, y quería hacer una reflexión machista sobre el asunto: ¿De qué se gradúan las mujeres que estudian Estudios Feminstas? ¿Mujeróloga? ¿Y de qué trabajan luego? ¿Mujerocistas?

Página de Facebook del evento de McCreight
Bitácora de McCreigh
Noticia sobre el tema de Mashable
Me encanta cuando tengo una buena excusa para buscar escotes. Foto de Danielle Blue

No hay comentarios:

Publicar un comentario