jueves, 25 de marzo de 2010

Al que madruga nadie ayuda

Un colegio británico ha atrasado su hora de entrada a clases en un intento de reducir el índice de absentismo. Pasando de 9 a 10, Monkseaton High School ha conseguido que la asistencia suba casi un 30%. Está establecido médicamente que, en niveles físicos y mentales, para los adolescentes es mejor comenzar el día más tarde.

O mi no entender, ¿jóvenes gustar dormir mucho? Ese conocimiento ser mucho avanzado. Honestamente creo que la explotación científica de tonterías es una forma más de lavado de dinero. Un ruso de estos belugosos da doscientos mil rublos a un tío con una bata y este descubre que en los días soleados suele haber más gente en la calle.

Claro, la aplicación del concepto, como en el colegio, ya es un progreso. ¿Y qué hacen estos británicos entrando a las diez a clase y cómo es que consideran que las nueve es temprano? Yo recuerdo que mi escuelita cómica empezada a las siete-- creo que eran las siete, por lo menos eso parecía. La universidad, ahora, comienza ocho y media. Me parece que en La Católica era igual. ¡Y lo que no hubiese dado por haber tenido una media hora más de sueño!

¿Fuera mi vida distinta si hubiera ido bien dormido a clases? Primero que nada, hubiera ido. Segundo, rey del mundo. Tercero, quizás aprender algo. Me gustaría saber qué, pero obviamente no puedo conocer lo que no he aprendido. ¿O sí? ¿Daban eso en alguna clase? ¿Metafísica del conocimiento 1? No lo sé, pero la almohada me está llamado. Quizás ella lo sepa.

Foto de Carlos 57
Noticia de Margaret Ryan para la BBC

1 comentario:

PrincesaQuil dijo...

Y nueve les parecía temprano! Están locos. El ser humano sí necesita algo de disciplina, no tipo militar pero sí algo, como una constancia, comenzar temprano tus actividades, aunque no te gusta te terminas acostumbrando y a la larga y a la corta es saludable. Mal mal.

Publicar un comentario