martes, 2 de febrero de 2010

Los inocentes secuestradores de Haití

Un grupo de misioneros estadounidenses fue arrestado al intentar cruzar la frontera con República Dominicana con 33 niños haitianos damnificados. El grupo, bautista, pretendía ayudar a los pequeños abandonados regalándolos a otras familias de misioneros. "Realmente ninguno tenía papeles, no entiendo por qué eso sería un requisito", dijo la portavoz del grupo. De los 33 niños recuperados, se ha confirmado que por lo menos 10 tenían por lo menos un padre.

¡Qué manera de morder la mano que te da de comer! Un niño más, un niño menos. ¿Qué más les da a los haitianos? A pesar de lo trágico de las separaciones, da cierto gusto saber que el grupo era de bautistas. De repente, y si vemos sus fotos en las noticias, los malos no parecen tan malos al ser blancos y religiosos. Si un grupo de gringos quiere llevarse un par haitianitos, ¿qué limitación ofrecen los papeles, la moral o la decencia?

Además, ¿qué saben los padres sobre qué está bien para sus hijos? Si los padres haitianos en verdad lo supieran, no vivirían en casas tan anti-sísmicas. O sobre una falla de Enriquillo. O en Puerto Príncipe. ¡Peor en una combinación tan desastrosa de todas las anteriores! ¿Están esos niños verdaderamente a salvo con sus padres?

Foto por azli jamil
Noticia de original de la BBC

7 comentarios:

Autómata dijo...

es que ya no valen las buenas intenciones en este munda, no, que va

Autómata dijo...

en este mundo, mundo

Jorge Luis Pérez dijo...

De buenas intenciones está pavimentado el camino al A.A.

Anónimo dijo...

Alcoholicos Anónimos?

Jorge Luis Pérez dijo...

No; la respuesta que buscábamos era "Alquimistas Asociados." Lo siento. Marián le dará su premio de participación-- gracias por jugar.

Anónimo dijo...

Puedo hacer una llamada?

Jorge Luis Pérez dijo...

Ya ha gastado su comodín de llamada con Arosemena. Le aconsejamos que la próxima vez no llame a un alcohólico.

Publicar un comentario