martes, 12 de enero de 2010

Lo atacó su tigre

Norman Buwalda, un canadiense de 66 años, fue degollado por uno de sus tigres el pasado domingo. El Alcalde de la localidad ontariana, Jim McIntyre, ha dicho que las mascotas del fallecido eran como su "familia". En otras noticias, llevar peso "extra" en las caderas y trasero es bueno para la salud, según un equipo de científicos de Oxford. En otras noticias, investigadores en India y Bangladés reportan que el cambio climático está vinculado con el creciente promedio de ataques de tigres a humanos. Y en otras noticias, Tiger Woods.

¿Qué más que un plato fácil somos a los ojos de un tigre? No somos rápidos ni tenemos mecanismos de defensa naturales. Los tigres nos miran como la misma expresión relajada y risueña que usa Paul Krugman para analizar las acciones económicas de Hugo Chávez. ¿Y qué clase de insulto encubierto es ese que le lanza el alcalde al finado diciendo que los tigres eran su única familia? ¿No lo ve nadie más? Le está diciendo animal al pobre Buwalda-- y a sus primos caníbales. Aunque por la misma moneda, si tienes un par de tigres en el ático tampoco eres tan listo. ¿O no sabes cómo le fue en eso a Siedfried y Roy?

Y ahora vamos a eso de que las caderas, muslos, y trasero rellenos son buenos para la salud. ¿La salud de quién? No para las carreras de las supermodelos del mundo; sí para la de los tigres. En qué queremos convertir a las mujeres de nuestro planeta-- las únicas personas a las que objetivamente les interesa esta noticia-- ¿en gallinas? No me gusta la dirección que la ciencia está tomando frente a la salud y a quién está tomando como referente. Si las cosas que no benefician a las modelos de Victoria's Secret no pueden ser buenas para mí-- ¿cómo pueden ser buenas para los demás?

Noticia de la BBC sobre Chávez y su plan económico
Noticia de la BBC sobre el tigre-come-canadienses

No hay comentarios:

Publicar un comentario