jueves, 16 de julio de 2009

La adefesiosa y el guisante

Hoy recién me entero de que existe un cuento de H.C. Andersen sobre una man a la que le ponen un guisante bajo el colchón de la cama para incomodarle el sueño y así demostrar que ella es una verdadera princesa. Sí, no tiene un carajo de sentido.  Porque luego no es un sólo colchón, ella llega a dormir sobre hasta siete de esas vainas y sigue sintiéndose incomodada por el guisante. ¿Qué rayos le pasa a esa tipa? Y aún más, ¿en qué estaba pensando la persona que decidió que ese era un buen plan para comprobar la sangre azul de alguien?

Porque, primero que nada, no sé qué tipo de guisantes están cultivando por Copenhague, pero el peso de los 7 colchones y el de la princesa debería bastar para reventar a la inocente hortaliza; además, dormir sobre 7 colchones, de por sí, no ha de ser algo muy cómodo. Nunca lo he hecho, pues en mi casa no hay tantos, pero imagino que uno se hundiría bastante y que las posibilidades de que se tumben y caigas desde 2.25 metros de altura* no deberían dejar dormir a nadie, la verdad.

Y a parte, si te quejas de un puto guisante bajo tu cama, tu problema no es que eres sensible, es que eres extravagante y ridícula, y nadie quiere tener por esposa a aquella mujer que se fije hasta en eso, la verdad, pues si quieres dormir en algo plano, ahí te presento a mi amigo el suelo. A mí me gustaba Andersen, pero ya con esto voy a tener que tacharlo de mi lista de invitados a mi cumpleaños, pues es la peor idea para un cuento que he escuchado en mi vida. De hecho, ahora mismo estoy yendo a Panamá para tomar un avión a Newark y de ahí salir para Dinamarca sólo para ir a putearlo a Andersen**.


*Cifra a la que llegué midiendo con la rodilla la altura de mi cama y luego multiplicando lo que calculo tiene mi colchón en cm por 7. 
**Aquel que me salga con que el man está muerto también será desinvitado de mi cumple.

Imagen de Julia Woolf para "Picture Book directory of children's illustration" tomada de http://picture-book.com/

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Definitivamente cuando estas en Guayaquil escribes lindo y eso que no me has visto, (risas). Bueno, ¿yo tampoco estoy invitada a tu cumpleaños?, cuéntame donde puedo cojer un ticket...
L.Q.Q.D

So dijo...

lei ese cuento de niña y supuestamente enseñaba que una debe ser una dama siempre. Pero quien los entiende, quieren una princesa, una mujer todo terreno, una amiga, una amante...

Jorge Luis Pérez dijo...

Yo sólo te quiero a ti!

MANUEL ANGEL ARRIAS dijo...

A este blog le ha sido otorgado un merecido premio

Vea los detalles en el blog:
http://delibreopinionpolitica.blogspot.com/2009/07/premio-dardos.html


Saludos…..

MANUEL ANGEL ARRIAS dijo...

A este blog le ha sido otorgado un merecido premio

Vea los detalles en el blog:
http://delibreopinionpolitica.blogspot.com/2009/07/premio-dardos.html


Saludos…..

So dijo...

Oh. me había olvidado de que me ganaste la idea hace mucho.
Mi filtro antispam había dejado un par de comentarios tuyos pendientes (se porta quisquilloso a veces).

Publicar un comentario