viernes, 12 de junio de 2009

Lucy in the sky y el lado oscuro del arco iris

If you feel you are not properly sedated call 448-844 immediately. Failure to do so may result in prosecution for criminal drug evasion.
-THX 1138

Lucy Vodden está enferma; tiene la enfermedad prohibida para House-- Lupus. 40 años antes, cuando ella y su salud asistían al preescolar, un compañerito la retrató. Julian, el pequeño artista, quiso compartir el dibujo y se lo enseñó a su padre diciéndole "that's Lucy in the sky with diamonds", esas cosas que los niños de 3 dicen. El resto es el centro de "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band. "

Para Lucy in the Sky with Diamonds Lennon no sólo tomó la frase de Julian, agregó referencias a experiencias que parecían hacer alusión al consumo de LSD-- droga cuyas siglas incidentalmente van de acuerdo con el título de la canción. Por esto, emisoras como la BBC se negaron a emitir el tema. Casualidad o no, y a pesar de que las aventuras psicodélicas de Lennon hayan contribuido a la letra, todo parece apuntar a que fue el pequeño Julian y su dibujo de Lucy en el cielo con diamantes en los ojos lo que dio el título a la canción.

Hace pocos días tuve la oportunidad de ver El mago de Floyd o El lado oscuro del arco iris, como también se la conoce-- que no es más que el resultado de ver El mago de Oz de Victor Fleming mientras se escucha Dark side of the moon de Pink Floyd. Hay varias teorías de cómo sincronizar ambas obras, la más común es empezar el disco cuando el león de MGM ruge por tercera vez en la apertura del filme. 

La mente tiende a unir cosas y buscar explicaciones, por lo que parece que el álbum es la banda sonora alternativa al filme. Cuando el disco se termina, se lo puede puede repetir o poner Meddle, también de Floyd, desde la segunda canción, "A Pillow of Winds". Yo seguí la primera sugerencia y me fue bastante bien, considerando que en Europa los DVDs van más rápido y la experiencia no es exactamente igual que en América.

Aunque son muchos quienes creen que los puntos donde el disco y el largometraje coinciden, no creo que Pink Floyd (que, para quienes no lo saben, es una banda y no un sólo individuo) haya tenido la intención de que su disco sea escuchado así, mas la experiencia es, indiscutiblemente relajante y ciertamente recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario