jueves, 23 de abril de 2009

¿Qué, hay elecciones?

Serán para el Parlamento Andino... ¡Si Correa acaba de llegar al poder! Yo sigo esperando que cumpla con sus promesas, i parece que el tiempo no le ha alcanzado, ¡hay que dejarle otros diitas, a ver si hace aquello que dijo que iba a hacer cuando ganó! Nos ilusionó por gusto, ah. Además, ¿Correa no se iba a hacer monarca vitalicio? Bueno, qué más da, yo sólo sé que hay elecciones, cosa de la que me acabo de enterar.

Para las últimas elecciones la cosa era distinta en España. Sí, los emigrantes no tenemos que votar, pero muchos lo intentamos. Teníamos más conocimiento de la cosa; ahora, ¿cuántos sabrán que hay elecciones? ¿A quién le importará? La vez pasada que fui a votar no me habían procesado el empadronamiento: me dijeron que me iban a llamar a verificar los datos; así como con la man que conocí la semana pasada, sigo esperando que me llamen.

Por acá, ir a empadronarse es un acto misterioso. No sabes muy bien ni a dónde mismo hay que acudir, con quién hablar, ni a qué número llamar. La última vez que llamé al Consulado no me contestó nadie; es culpa mía, lo admito, porque llamé un viernes, i ya se sabe que si los burócratas no trabajan, con esos horarios de 10:00 a 14:00 (con hora libre a la una para comer) de lunes a jueves, ¡cómo van a ir a la oficina los san viernes!

I bueno, mejor que ni estoy empadronado, porque no sabría por quién votar. Viendo la lista de candidatos, destacan dos cosas: Primero, que no hay ningún tipo con sombrero; segundo, que está otra vez Álvaro Noboa de candidato. ¡Qué alegoría a la perseverancia es su accidentado rostro! Si tengo que elegir partido por el nombre, pues me iría con el de Carlos Sagñay, por que me parece piquetero que Partido Triunfo Mil haya predicho el número de personas que no se van a reír de ellos durante la visita a la urna.

También hay un Tierra Fértil por ahí, parece ser un partido pro-promiscuidad, eso me gusta, pero el de don Diego Delgado (Movimiento Justo y Solidario) suena más prometedor. Ahora que veo los dibujitos de cada partido, creo que alguien debe comunicarles a los de Pachakutik que el arco-iris es un símbolo del que se han apropiado la comunidad homosexual del mundo, i que ese logo podría prestarse a confusiones. ¿O quizás hayan cambiado su enfoque? No les iba tan bien con eso de ser indios, creo recordar.

Verlo al Lucio entre los candidatos me sorprendió al comienzo, sí, pero ahora que reflexiono, lo más probable es que el man gane. Antes de empezar, felicito la iniciativa de tomarle fotos de frente al Lucio, eso esconde su nariz i lo hace casi parecer persona. Sirviéndome de la mala memoria que como votante ecuatoriano tengo, me parece que ese Lucio hizo mal las cosas cuando le tocó a él jugar a ser el presi. Por eso es que el pana seguro que gana, porque si hay una constante democrática en Ecuador, es que la gente no sabe elegir. ¿Si no por qué se lanza este sinvergüenza a candidato? Él lo sabe, él sabe que la gente quizás le vote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario