lunes, 23 de febrero de 2009

Odio a mi madre, a mi novia, y a las mujeres en general

El cumpleaños de mi señora madre se avecina. Por eso, la última vez que hablé con ella me pidió que le comprase "algo de Adolfo Domínguez". En ese momento pensé "sí mi capitán" y ya; mas luego, cuando fui al Corte Inglés, me encontré con una grave problema. ¿Qué cosa de don Domínguez querrá mi madre? Pues hice lo que los hombres hacemos, preguntar a la man más guapa que esté por ahí trabajando por "algo Adolfo Domínguez". -"¿Qué cosa Adolfo Domínguez?", me preguntó ella. "Algo como para mi madre".

Lo conté mi problema, y me supo comprender porque quizás ella haya padecido de ese mal que ciertas mujeres sufren, la suegra, pero me dijo que básicamente no tenían nada Adolfo Domínguez. Así que tuve que ir a otro lugar a pasar el mismo calvario, contar la misma historia de "mi mami me dijo que quiere algo pero no me dijo qué", y fue en eso que la encargada me preguntó "qué edad tiene tu madre", a lo que respondí como mi santa madre me enseñó: "21 años." La tipa se quedó impactada, pero qué puedo hacer yo, si mi madre tiene 21 años desde antes de que yo naciera.

Bueno, salí de ese problema comprándole una juvenil camiseta ombliguera a mi veitiañera madre. Espero que le guste Bob Marley, o que por lo menos sepa quién es. Y ya que estaba de compras, aproveché para comprarle algo a mi novia y sacarme el san valentiniano problema que los hombres vivimos en febrero. Es que ella me dijo que no quería nada, lo que en femenino significa que quiere algo, y que por más que tú le hayas dicho "yo tampoco quiero nada" ella te va a llevar algo, y si tú tienes las manos vacías ese día, las cosas van a ir mal. Muy mal.

Entonces mi problema surgió cuando quise comprarle los aretes que hicieran juego con el collar que le había comprado para su cumple. Pero no me acordaba bien si le había comprado los aretes o el collar o si me tocaba comprarle el collar o los aretes, y de esa situación no hay Ismael Rivera que te salve porque no puedes llamar y preguntarle, ¿verdad? No alargo más el cuento, sólo quiero decir que cuando abrió la cajita y vio otros aretes iguales a los que tenía puestos, yo supe responder con certería "es por si se te llegan a perder los que ya tienes". 

5 comentarios:

Luis Portugal dijo...

Hola
Tiene un buen blog.
Lo siento no escribir más, pero mi español es malo escrito.
Un abrazo de mi país, Portugal

Anónimo dijo...

Yo quiero turrones!!!!

Belen! dijo...

jajaja me has hecho reir!!
Pero veo que medio nos entiendes jajajaja
y.. que sabes que decir cuando metes la pata jajajaja

Petite dijo...

oh nooooooooooooooooooo!!! jajajaja!

Anónimo dijo...

Muy bueno!!! Me has hecho reir!!!

Publicar un comentario