lunes, 20 de octubre de 2008

Reflexiones sobre Scooby-Doo


Siempre me gustó Scooby-Doo, pues todos los días tenía la fantasía de que iba a ver el primer episodio donde el final iba a ser coherente, no un deus ex machina en el cual el "fantasma" resultaba ser un tipo que no había asomado cara en todo el capítulo. La músiquita era genial, mas los personajes eran lo mejor. Obviamente, Scooby-Doo y Shaggy se roban la función, con su simpática cobardía e insaciable hambruna, pero los elementos que necesito analizar a fondo se llaman "Fred", "Daphne", y "Velma".

¿Cómo encajan estas piezas en la macro-imagen? Empecemos con Daphne, porque me encantan las pelirrojas. ¿Qué hace esta man en mini-falda todo el día? A mí no me molesta, pero me debo cuestionar su motivación, es que si me dicen "Hoy vamos a investigar un asesinato" no me parece que el traje más cómodo incluye una mini. Pero claro, si tienes piernas, hay que lucirlas. Daphne en su vida aportó algo al programa, a parte de la clavarme una obsesión con las mujeres de púrpura. Pero lo que infiero sobre el posicionamiento de Daphne en el programa es el de una mujer guapa que no necesita aportar nada más que su figura. Y es verdad, una mujer hermosa se puede dar el lujo de no contribuir verbalmente.

En contraposición, está Velma, que es horrible pero inteligente. Además, es violinista, porque siempre que hacían "¡dividámonos, pandilla!" ella se iba con Fred y Daphne, a ser quinta rueda-- porque fijo que el rubio y la pelirroja querían ir a buscar un lugar para echarse un toqueteo vago y la tartosa esta iba a cortar nota. Claro, ella resolvía el misterio, pero ese es el rol que las feas deben tomar, el de partirse el lomo trabajando-- porque si no, nadie las va a tomar en cuenta. Fred, el guapo de la camada, quien como hombre-alfa de Mystery, INC tenía el deber de conducir la Máquina del Misterio, siempre va a elegir a Daphne sobre Velma, pues el dibujo animado "Scooby-Doo" inculcaba una visión certera y verdadera del rol que tiene la mujer en la sociedad y cuál debe recompensarse y cuál no. Daphne es guapa, y eso es que la humanidad necesita de sus mujeres.

2 comentarios:

dama helada dijo...

He llegado a pensar que la inteligencia y la belleza pueden legar a ser consideradas como medios de supervivencia. Una mujer fea NECESITA ser inteligente para sobrevivir en sociedad y atraer atención, así como una mujer promedio o poco inteligente NECESITA de la belleza para vivir en sociedad y atraer atención. Para muestra están los estereotipos de Daphne y Vilma.

En todo caso, Fred nunca fue mi tipo de macho alpha, jaja.

Israel dijo...

A mi siempre me gustó más Velma, estoy seguro de que deajo de ese jersey naranja existen unos senos enormes. Daphne es el modelo de belleza actual, una mujer estúpida y delgada que no necesita ni siquiera grasa corporal para vivir. Sin embargo Velma es la del cuerpazo, buenos muslos, piernas hermosas, caderas generosas y unos senos que la tienen acomplejada de lo grandes que son. Velma es la mejor sin duda, inteligente, hermosa y con esas pequitas deliciosas que le dan una apariencia picarona.

Publicar un comentario