lunes, 27 de octubre de 2008

El que mucho abarca muere por la boca.

Al mal tiempo, cuchillo de palo.

En casa de herrero, ojos que no ven.

Lo que no mata figura hasta la sepultura.

Perro que ladra, oídos sordos.

Al caballo regalado no se lo puede matar de un tiro.

Quien siembra vientos cuece habas.

El que madruga con pájaro en mano mal acaba.

Más vale hombre prevenido que maña.

Sarna sin mirar a quien.

El que las hace no las ve hacer.

Mucho ruido, oídos sordos.

A lo hecho, pocas nueces.

No hay mal que madrugue más temprano.

Si naciste pa' martillo, aprende a hacer limonada.

El que ríe último no corre, vuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario