jueves, 28 de agosto de 2008

Mi teléfono móvil me da buenos momentos

I no es solamente cuando vibra en mis pantalones. El domingo pasado una pelada gótica me escribió porque quería meterse en mi mente i necesitaba saber donde vivía-- "muerte blanca", decía la man que se llamaba la vaina. Yo no soy hincha de Liga, así que no conversamos mucho, aunque sí lo suficiente para determinar que ella estaba completamente ida. Pero más interesante es lo que me pasó hace pocos días i a continuación me permito a fielmente recontar en un relato que he llamado "De lo que sucedió cuando me escribió el novio de mi ex i de todo lo que ahí aconteció:"

Básicamente el man me escribe a las 4tro de la mañana i me sale con la verídica de Batman "yo soy el que ha estado escuchando desde lejos i ahora salgo de la oscuridad para enfrentarme por el honor de mi mujer, otototoi". Lo contesté que parecía que alguien tenía un problema de confianza en sí mismo i el tipo me responde, i esta es la respuesta más tonta que he escuchado en todo el último mes, i eso que he estado viendo tele nacional: "dime qué predicas i te diré qué careces". Como no quería hacerle problema al pana por eso del bien mayor, no le dije que la frase es "dime qué presumes i te diré qué careces". La diferencia, para mis lectores tartosos, es que la última es una frase que habla de humildad i la primera es una frase que grita "soy idiota", porque los curas predican la fe i ciertamente no carecen de ella, por poner el ejemplo más sencillo. 

"Una frase ocurrente no demuestra nada"
-Voltaire

2 comentarios:

elmendez dijo...

"los curas predican la fe i ciertamente no carecen de ella"

prefiero no hacer comentarios

Jorge Luis Pérez dijo...

Politiquero. Los curas (buenos).

Publicar un comentario