sábado, 9 de agosto de 2008

El doble discurso olímpico

Piquete lo de las olimpiadas. Tuve que verlo en tele nacional, i así acabar con una casi tradición de meses i meses de no sintonizar esa figura. Así fue que concluí que seguimos siendo unos retrasados mentales al momento de relatar las cosas. Empezando con que ayer se tocó, mientras marchaban los deportistas, el tema de la constitución, cosa a la cual yo no le veo ningún sentido, mas uno de los giles que hablaba dijo que ojalá la constitución hubiese sido corta, como la de los gringos, "que tiene sólo catorce artículos", cuando en realidad la carta magna aquella tiene el doble- i cada uno de los estados tiene más códigos.

I al momento de hablar de los Juegos en sí tampoco se lucieron. Más allá de que estaban mal preparados i no sabían quién era quién, empezaron a hablar sobre eso de que lo importante no es ganar, es competir-- ¡qué tontería más grande! Por supuesto que lo importante es ganar, sino estos manes no le dedicaran toda su vida al perfeccionamiento de su deporte, por eso sabemos quién es Jefferson Pérez pero no tenemos idea de quién es el man que nos va a representar en box, porque Jefferson es un campeón i al otro imbécil no lo reconoce ni el flaco que le vende el sánduche de lomo todos los días.

I eso de que no son países los que compiten, sino que son hombres-- lo comparto. Aunque la ciencia ha demostrado que ciertas etnias son más capaces para ciertos eventos, a la hora de la verdad los que corren son personas, no banderas, pero si nos  vamos a aferrar a esa idea no podemos luego andar pelando verga con a qué hora juega Ecuador i promoviendo los pocos eventos en los que participamos o los dos donde realmente tenemos oportunidades, en contraposición a anunciar los eventos que van a estar más interesantes en general, i si no nos vamos a meter a hacer eso tenemos que darnos cuenta, entonces, de que sí importa el país i a la hora de la hora lo que se publica es "Francia tiene tantas medallas olímpicas, los alemanes tienen tantas otras".

No hay comentarios:

Publicar un comentario