martes, 22 de julio de 2008

Querido Jorge el Solitario:

Isla Pinta, Galápagos

Me enteré hoy que estás esperando tortuguitas i quería felicitarte. Sé que es difícil ser el último de tu especie, pues a mí me pasó una vez algo muy parecido, i sé que tienes la presión agregada de llamarte Jorge, pero a tus noventa años estás en la plena plenitud i aún pueden venir más tortuguambras. Por lo menos, ya la gente no te va a encamar maricón por no haber querido tirar para perpetuar tu especie todo este tiempo, lo cual es bueno. Lo que sí te advierto es que la vida de casado es media turra. Ahora vas a tener que esperar hasta que tu pelada se vista, se maquille i se acicale antes de salir, cada noche. I ustedes, las tortugas, no tienen fama de apurarse mucho. Yo te recomiendo que usas la misma paciencia que te mantuvo virgen por noventa años para aguantar a la jefa.

Con mucho cariño,
Jorge Luis

No hay comentarios:

Publicar un comentario