lunes, 21 de julio de 2008

Lo que más me ha impactado de Guayaquil

Ya casi tengo una semana aquí i hay varias cosas que me han sorprendido, después de llevar ocho meses lejos. Primero, está eso de mi amigo que se hizo cienciólogo i se fue a vivir a la península. Luego está la avenida del bombero, porque Ecuador es el único país en el que después de ocho meses las obras no sólo no avanzan, sino que empeoran. Está lo de la asamblea i las distracciones que esta crea a través de temas polémicos-- cortinas de humo. En fin, hay varias cosas que me preocupan, pero únicamente algo me ha quitado el sueño i me ha hecho intolerable estar despierto.

Primero deben saber que soy un hombre de hábitos. Se dice que la naturaleza humana motiva la formación de la rutina, i yo estoy repleto de naturaleza. Me molesta el cambio. Tropofobia, se le puede decir. I ver que las Konitos ahora se van a llamar Coronitas me ha golpeado. I Duro. Yo llevo comiendo Konitos desde la infancia; ellas me han ayudado a ser la obesa persona que soy i no pienso quedarme tranquilo mientras veo cómo Nabisco de Perú invade nuestra soberanía aplastándonos donde más duele, la panza, sin que nadie pase algún decreto que garantice que el ecuatoriano podrá satisfacer su gula libremente, eligiendo productos que han sido hechos en casa. El antojo ya es de todos.

2 comentarios:

elmendez dijo...

faltó el lanzamiento de mi nuevo libro

Anónimo dijo...

mierda!!! a mi tambien me cabreo que hayan cambiado el nombre a las galletas mas deliciosas del universo las konitos!!! malditos sean cuando cambian el nombre a las tradicionales y queridas comidas que han marcado una huella en la historia alimenaria de mi querido ecuador!!!

Publicar un comentario