sábado, 19 de julio de 2008

La cienciología me ha quitado un amigo

A veces el mundo parece estar tan lejos. La vaina de la cienciología parece ser sólo para Tom Cruise i otros ricos adefesios que viven al norte. Pero ahora que he vuelto a casa me entero de que Javier, el tipo de la canción de los toreros muertos, ha cambiado de credo. Pero eso no es todo, hay más. De paso ha dejado los estudios i hasta la casa. Su hogar era, por lo menos evidentemente, unido, con padres buen-dato i buenos hermanos. Javier no tenía autoestima baja ni parecía ser permeable. Estaba escribiendo un libro sobre el poder kármico del bien.

A ninguno de los amigos nos gustó la novia con la que andaba. Pero Javier era medio Casanova, por lo menos de palabra, i pensamos que la cambiaría por otra pronto. Javier suele tener fe en mujeres sin futuro i su perfil de pareja eran peladas que llevaban dos años sin estudiar o trabajar desde graduarse debajo del promedio. Quizás él les veía potencial, quizás quería trofeos. Su novia se dejaba ver en camisón por la casa de los padres católicos de él en las mañanas i se vestía a falda corta. Esta iba a ser una gran cantante, según decía.

I ella era ciencióloga, como lo era su familia. Ahora Javier está vendiendo marcos de camas por ahí en la empresa del padre de la pelada, qué gran futuro. Dicen que se van a casar pronto, los que dicen que aún no están casados. Asumo que la man le daba el diamantero por la noche i él no pudo dejar de resistirlo. O quizás fue por adicción a otra cosa. Cortó comunicación con los amigos después de pedir préstamos, parece que ese es el modus operandi estándar. Ahora sólo Tom Cruise ha de ser su pana, mas nosotros le dejamos la puerta abierta.

Hemos concluido, los amigos restantes, que cada novia nueva del círculo será sometida a un extenuante interrogatorio donde se averiguará creencias religiosas, cicatrices emocionales, fobias, preferencias, metas, logros i afiliación política. Se pedirán referencias.

"Gracias, es lo primero que pienso. Gracias por estar vivo. Por tener a mi familia conmigo. Dios nos ha dado tantas oportunidades de estar juntos… Gracias por tener todo cuanto tengo, que no es poco. Gracias a mis amigos por serlo, gracias a la vida por ser hermosa. "
- Javier

1 comentario:

quark schiz dijo...

Tu amigo es un cojudo y si no lo atrapaba la Cienciología hubiese perecido por alguna otra amenaza semejante. Como por alguna loca mujer rusa por ejemplo (y eso hubiera sido más digno).

Publicar un comentario