jueves, 3 de abril de 2008

Cómo aprender a manejar

Hace un par de días el periódico gratuito 20 Minutos publicó esta carta. Para entenderla, hay que tener en cuenta que en España los conductores debutantes manejan con un cartel con una "L" en la parte posterior del carro para indicar que son lerdos al volante.


"Conducir con la 'L' puesta
MARÍA CARRERO. 02.04.2008
Me gustaría pedir un poco de respeto para los conductores que somo novatos. Sé de sobra que a veces cometemos algunos errores, los mismos que han cometido todos y cada uno de los que ahora nos pitan cuando creen que vamos demasiado despacio (recuerden que no podemos sobrepasar los 80 km/h en autopista, y que normalmente vamos por la derecha para no interrumpir el paso de otros vehículos), o que nos dan las luces largas cuando molestamos en su camino, o cuando hacemos algo mal. A muchos parece que se les ha olvidado que ellos también pasaron por nuestra situación en algún momento de sus vidas.
Ánimo a todos los que ahora están conduciendo con la maravillosa ‘L' puesta, a mí ya me queda poco, pero, sobre todo, me gustaría pedir un poco de respeto hacia los que estamos intentando aprender a conducir conduciendo; es la única manera de poder hacerlo."

A ver, me raya que esta man asuma que todo el mundo fue camarón en algún momento. Luego, sale con que hay que tenerles cariño porque moneando en las calles es la única forma que tienen de aprender, ¡ni la gaver! En España es obligatoria la auto-escuela, i ahí es donde tienen que ponerse once con la manejada. Esta figura no es de aprender empíricamente, a diferencia de, digamos, manejar un cohete espacial. Pilas que lo que molesta a la pelada es que le hagan luces i que le piten cuando cuando va a paso 'e tortuga por la autopista. ¡Ni si quiera le ha pegado una buena puteada i la man ya se hace la cabreada! "¡Ay, no me hagan luces largas!"

Uno tampoco nace sabiendo, pero me acuerdo que para cuando me tocó ir a All Transit, donde orgullosamente soy segunda promoción, ya iba manejando hasta allá i con el instructor nos íbamos a hacer los recados a la pelageibor de la esposa. Lo que sí le saqué a All Transit fue como manejar en un Chevy Spark, que básicamente es el carro más turro del mundo si mides más de 1.50. I si mides menos, también. De ahí, claro que tuve accidentes; recuerdo una vez que la pared del garaje se me cruzó sin hacer la señal, pero todo se arregló cuando le aclaré a mi viejo que la pared iba borracha.

Además de eso que pasó con la pared, me he dado contra todas las columnas del parqueo del San Marino i del World Trade Center, me he cargado alrededor de 20 puertas i 10 parachoques i en la Carlos Julio me conocen como "el terror de los peatones", pero es porque prefiero manejar volado todo el tiempo i tener accidentes frecuentemente antes de esa mariconada de ir con cuidado. "¡Ay, se me daña el coche!" ¡Que se dañe, que para eso es! La única forma de determinar con seguridad si el carro pasa o no pasa, entra en el hueco o no entra, es intentándolo, ¡maldita sea! Yo no puedo quedarme con la pica de ir a dormir dudando si cabía o no, ¡hay que intentarlo!

http://www.20minutos.es/carta/365048/0/conductores/novatos/errores/

1 comentario:

Anónimo dijo...

a dejar la lloradera. el volante, como la letra, con sangre entra.

Publicar un comentario