martes, 25 de marzo de 2008

de Lewis Hamilton a los comentaristas de F1

Debo de comenzar disculpándome con Lewis Hamilton, pues alguna vez escribí que él es un negro hijo de puta, i no es verdad. No es negro.

Sobre la larga parada en boxes que le costó posiciones i puntos en el Gran Premio de Malasia, el piloto inglés Lewis Hamilton ha dicho que hubiera podido hacer "la parada con una cerveza en la mano", pues el tiempo de detención se le duplicó cuando un mecánico complicó un cambio de rueda. De todas las actividades que se le pudieron haber ocurrido para ridiculizar los 18 segundos de detención, eligir el trago hace de Hamilton un completo arrecho. Más allá de lo completamente ilegal que sería pegarse una chela antes de pilotar un bólido, cualquier persona que piense "tengo 18 segundo libres. ¿Qué hago? ¡Me tomo una pinta de cerveza!" es un bacán directo.
Pero no sólo de la cerveza vive el hombre. A veces, también alcanza para el ron. A todo esto, la prensa española, si se toman la molestia de seguir el vínculo que está al final del texto, es de las menos objetivas que existen para los deportes-- i no es que los deportes, en ningún lado, tengan fama de ser ejemplos del estilo periodístico, pero en España sueltan la opinión con la misma facilidad con la que se soborna a un oficial de la Comisión de Tránsito del Guayas.

El domingo pasado vi la Fórmula 1, cosa que no hago regularmente porque ver a 22 enanos dar 70 vueltas es algo que puedo hacer en cualquier momento solamente yendo al circo, i me di cuenta de que los que comentan la F1 deberían hacer una competencia con nuestros comentaristas de fútbol para ver quién vale más bolsa narrando.
Acá, como allá, tienen la costumbre de creer que el televidente es ciego, por eso te dicen '¡lo va a pasar!' cuando se ve que lo está pasando, '¡está entrando a boxes!' cuando ya les están cambiando las tuercas, '¡ha gandado!" cuando todos ven que se agita la bandera, i cosas así.
Lo que hace más grave la figura es que aquí la difusión no va a radio, como sucede allá. Además, los narradores tienen el mal hábito de gritar... ¡puta madre, me acabo de levantar, es Domingo i estoy chuchaqui, deja de gritar, ve concha de tu madre! Con que me digas una vez que se le está acercando basta, no porque entiendo a la primera, sino porque yo también lo estoy viendo.
Los comentaristas deberían de coger i dar 1h30 de datos que no sean completamente obvios, como hacen en FoxSports en nuestra querida América, más claro. Cha nota con mi persó.



http://www.marca.com/edicion/marca/motor/formula1/prueba/es/desarrollo/1103509.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario