domingo, 9 de diciembre de 2007

Media Hora Bolivariana

Carta del presidentísimo al resto del mundo:

¿Por qué no? ¿Qué tiene de malo andar a media hora más? ¡Que se joda el resto del mundo! ¡Viva la hora Bolivariana! En Venezuela siempre hemos estado a media hora más que resto de ustedes, estados imperialistas; Euroasia siempre ha estado en guerra contra Oceanía. Nosotros, media hora antes; media hora más pilas. Cuando ustedes saquen la cabeza de la almohada, nosotros ya estaremos tomando el desayuno. ¡Ja! Así siempre estaremos 1830 pasos adelante. I no es que nosotros seamos los diferentes, ¡no! Son ustedes, los estados imperialistas, que tienen ese huso que corrompe el alma del proletariado.

La Isla Norfolk, la ciudad galesa Broken Hill, las famosísimas islas Cocos, el rico país conocido como India, los democráticos Afganistán e Irán i ciertas partes de Canadá ya se han desatado del yugo impuesto por el primer imperio. Es sólo cuestión de tiempo para que los hermanos bolivarianos se unan a nuestra mayoría. Ortega i Evo, i por supuesto Correa, ya andan viendo si le suben media hora o le bajan cuarto de hora, pues ellos desean ser parte de la mayoría-- sí, la mayoría, porque aunque somos menos en territorio físico i fiscal, somos más grandes en ideología i moral.

Bueno, me quería extender por horas de horas de horas, como suelo hacer siempre que hablo, pero tengo que ir a decidir el nuevo tamaño del Boletro, el nuevo metro, que será- por lo menos hasta donde tengo ahora pensado- del tamaño del socialismo del siglo XXI (1 metro con 83, para los que no han tomado todavía la materia "Datos Boli-presidenciales" en el boli-instituto). Adiós, compatriotas. Hasta la revolución social, siempre. ¡Que viva el caudillo!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es el argumento más estúpido que haya leído jamás, por eso siempre van a ser lo que son: brutos e ignorantes.

Publicar un comentario