domingo, 4 de noviembre de 2007

Soy un completo gil

Cuando vi las llaves encerradas en mi carro lo primero que pensé fue "gracias a Dios son las llaves atrapadas en el carro i yo afuera, porque si era yo en el carro i las llaves atrapadas afuera, estaba frito."
Cada cierto tiempo uno se empieza a sentir como el gran sabido, hasta que Dios te señala con el dedo y dice "no, pelado, el duro aquí soy yo" y te demuestra claramente que eres un completo gil. Acabo de dejar las llaves encerradas en el carro. Gracias a Tor, todo esto pasó en el garaje de mi casa, así que no es tan grave como pudo haber sido si me quedaba botado, por ejemplo, fuera de la casa de mi amante, Cristina Reyes, y me hubieran visto los Paparazzi que la persiguen a ella (porque saben que anda conmigo).

¡Qué idiota hay que ser para dejar las llaves atrapadas adentro del carro! Y la tecnología moderna, ¿no debió ya prever y prevenir este clase de tonterías? Porque tener dos llaves no funciona en casos en los que, por ejemplo, el dueño del carro haya de antemano perdido la llave alterna. ¿Quién se inventó eso de que el carro se cierre automáticamente? Uno, y nadie más que uno, debería de poder tener control sobre las puertas del carro. Si te roban porque dejas el carro abierto, igual te deberían de partir el vidrio, por tarado. Además, en otros carros las puertas se cierran solas, sí, pero después de como un minuto, el mío ni me dio chance para reaccionar; apenas cerré la cajuela ¡zas!, carro cerrado.

Caminar. Me va a tocar caminar. A mí, que iba a la casa de mi vecina en carro, y no es vecina de al lado, sino la vecina que vive en estudio que alquilo debajo de mi casa. Un pelucón que se respeta no puede nunca ser visto usando las piernas, a menos que sea para poner sobre ellas la servilleta que usamos para comer y no ensuciarnos los pantalones, porque cuando nosotros, los pelucones, regamos la sopa, no cae en la mesa, sino que nos cae en las faldas. A todo esto, espero que ningún cerrajero se haya ido a la playa o al Cuenca para el feriado, y si se fueron, que vuelvan mañana a primera hora, que necesito andar en mi carro.

2 comentarios:

So dijo...

Ja ja ja lo grave no es que dios te demuestre que él es el duro aquí sino tu manera ingenua de caer ante sus trampas. se debe haber cagado de risa cuando se te cerro el carro.

Maye dijo...

Hola es la primera vez que leo tu blog, me pareció muy gracioso, la verdad es que a veces no es culpa ni de uno que se te queden las llaves dentro, por ejemplo mi esposo llegó a su trabajo y llovía una barbaridad, así que dejo los vidrios cerrados hasta abrir el garage de su trabajo y zas que se le cierra las puertas, prendido el carro, él trabaja en el norte y vivimos en el sur, así que ya podrás imaginarte me llamo de urgencia que triga las llaves de repuesto, durante todo ese tiempo el carro permaneció prendido y en mitad de la acera, le colocaron un sticker de No Estacionar, fue fatal, pero si no tienes este tipo de precauciones (poner alarma en el carro) solo debes atenerte a que si te olvidaste abierto el carro, es la mejor oportunidad para un ladrón. Te invito a leer mi blog http://maye83.blogspot.com.

Publicar un comentario