miércoles, 24 de octubre de 2007

Me Abandonó

Maldito. Bastardo. Me abandonaste, a mí, a tu pana. Puta loco. Ni tres meses llevábamos de conocernos i ahora, de la nada, me haces la partitura. Espero que te guste Quito, porque mañana me vuelvo sin ti a Guayaquil. Anda lloviendo, espero que tengas poncho o paraguas, que el agua va a dañar tus circuitos. ¡Qué se te jodan, mejor! ¡A lo mejor así aprendes a no dejar botado a tu dueño! Pero tranqui, que no eres único. Me voy a comprar otro. Uno nuevo. Uno que ponga musiquita. Uno sea fiel i no se vaya quedando por ahí, en el Shawarma, coqueteando con esa Nokia que siempre le has tenido clavado la cam, así eres, maldito, mal teléfono, espero que seas feliz con esa; que tengan mptrecitos o flash memory cardsitos, lo que sea mismo que puedan tener los aparatos como ustedes. No. ¡Ojalá que esa perra te pegue un virus, más claro! Ya mucha nota con mi persó.

1 comentario:

Vic dijo...

Mais pourquoi tant de haine ? Pourquoi tant de rage ? Pourquoi ce désespoir ? Trop tard ! Tu as invoqué les Parques pour ce téléphone, il sera maudit à jamais pour la trahison qu'il t'a faite...

Publicar un comentario