jueves, 25 de octubre de 2007

Don Demonio Demuestra

Esto lo escribí para un concurso en CandyFunto. La idea es básicamente ponerle una historia a la imagen. viendo que muchos habían usado lo del Tao, que es la dirección más aparente, pensé en darle otro giro.

Don Demonio demuestra duelo de devociones, donde dialogar distanciándose de diáfanas declaraciones depende de desmentir dualismos:

"Dualidad: Daño dolorosísimo de dos deidades de destinos diferentes (disfuncionales) digieren dogma donde desparece divergencia de dioses – demonios." Dudando, Dios determina disentir de disparatada dosis; dos dioses, definitivamente dos, deberían diagnosticar, determinar, dosificar, detener, dar dicha, dar dolor. Detalles del discurso desmitifican dureza de declamación demoníaca: Desdoblar Dios de Demonio, Demonio de Dios, desenlazaría descomunal demencia.

Después Dios descansa, dormita. Desde donde duerme destapa dilemas: ¿Dios – Demonio debería destruir? ¿Difamar? ¿Dañar? ¿Diagnosticar diabetes? Drásticamente despierta, desesperado… ¡Puta, útima vez que me duermo leyendo el tao!

No hay comentarios:

Publicar un comentario