jueves, 9 de agosto de 2007

¿Qué tienes en la panza? ¡Anguillulas!

- ¿Qué tienes en la panza?

- ¡An-gui-lulas!

- ¿Con qué las alimentamos?

- ¡Con mi intestino grueso!

- ¿Las matamos?

- ¡No, pobrecitas!

Siempre quise volver a tener una mascota-- sobretodo desde que accidentalmente Sasá, mi gata, apareció en el micro-ondas, deshidratada; aparentemente mi hermanita menor pensó que el micro iba a hacerle a mi felina pelos de canguil, o algo así. Pero esto no es ni un tributo a Sasá, quien a fin de cuentas murió como que implosionada, ni un artículo para hacer que María Soledad se sienta mal-- no. Ya Sasá está enterrada en el jardín, junto con Gustavo, Teli, Basurita, Susto, i el licenciado Franco-- mis pecesitos, quienes fueron cruelmente asesinados por un pez Ángel que compré para repletar mi pecera. Bueno, esto no es sobre mis mascotas anteriores, esto es sobre mis nuevas mascotas, las lindas Anguilulas.

Las anguilulas son unos gusanos pequeñitos, pequeñitos, que viven en mi intestino grueso i que comen todo con lo que se encuentran a su paso, incluyendo mi intestino grueso. Lo turro de estos bichos es que son hermafroditas, como Piscis en "Los Caballeros del Zodiaco", i ya saben qué opino de los hemafroditas, trogloditas, bisexuales, homosexuales, trisexuales, i bueno... Para qué hacer más relajo. El punto es que viven en mi i, así como una madre cuida a sus niños aun-no-nacidos, yo cuidaré a mis parásitos aun no desparasitados.

No sé, la verdad, cómo mismo terminé con estos bichos. Ciertamente son menos populares que el áscaris i mucho menos peligrosos que la tenia. De hecho, creo que es mi deber como comunicador social i mi privilegio como parasitoso el tratar de convertir a mis pequeñas lombrices en animalitos mejor recibidos, más glamurosos, si se quiere. A veces estuvo de moda tener tigres, como Tony Montana. Luego fueron los lagartos los animales du jour. ¿Quién dice que ahora no es tiempo de las Anguilulas? ¡Solamente miren esos dulces rostros tan llenos de ternura! Díganme, ¿es que acaso no os sentís conmovidos?



¿Qué es peor que encontrar un gusano en una manzana? -El Holocausto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario