jueves, 2 de agosto de 2007

Algo me huele a algo


Dejé de fumar y hace unas semanas y recién ahora estoy, progresivamente, recuperando el sentido del olfato. Entiendo que hay gente que fuma y aun así no tiene inconvenientes al usar la nariz, pero a mí no me había funcionado desde hace algún buen tiempo. Supuestamente, el olfato es el sentido que más deja impresiones en la mente; quizás algo de esto explique mi sorprendentemente buena memoria. ¿De qué hablaba?

Primero tengo que afirmar que dejar de fumar es un toque, es facilísimo y que todos los que no pueden parar sin la ayuda del chicle de nicotina, el parche o la pata de palo son unos homosexuales sin el más mínimo sentido del compromiso. "¡Ay, no puedo dejar de fumar! ¡Ay, no tengo fuerza de la voluntad!" ¡Maricón! Lo único que hay que hacer es no comprar cigarrillos. Ya está. No es la gran ciencia. No estamos hablando de llegar a la luna, la verdad. Estamos hablando de no hacer algo que realmente no se debe hacer en general.

También debo de quejarme de todas esas campañas anti-tabaco que he tuve que aguantar en mis cinco años como fumador. A estas alturas todo el mundo sabe que fumar es malo, no como en 1940 cuando en Estados Unidos de Elmer Fudd se decía que los cigarrillos Camel eran tan suaves que eran buenos para la salud. Si uno fuma, sabe que es malo. O sea, no crea que alguien se pueda acercar a otra persona en un bar y decirle "oye, fumar mata" y esperar un "Nooo jooodas, ¿en serio? ¡Visihue!" como respuesta. Déjenos fumar tranquilos. "¡Ay, no el humo de segunda mano me mata, respeta mi espacio!"

Ahora, en nuestros días, también resulta que fumar es "cool". Osea, si no fumas no estás en nada, ¿ok, cachorro? ¡Cholo! Me toca ver, con mucha pena, niñas de 13-14 años pretendiendo fumarse un tabaco para parecer mayores. Cuando yo crecí no era así la vaina. De hecho, en mi promoción sólo fumábamos, hasta donde recuerdo, tres. Claro, cabe recalcar que me gradué en un curso de 20. Bueno, el punto es que fumar no te hace mayor y que si decides fumar para parecer más viejo, estás mal en la vida. Para tirárselas a grande mucho mejor es comenzar a tener relaciones sexuales sin protección. Nada dice más claramente "Adulto" que una panza de 6 meses en una niña de 16.

La verdad, el tabaquismo es un vicio caro. Si no hubiera fumado cuando viví en Europa me hubiera ahorrado unos 1 475.712 dólares, calculo. Imagínense cuanto he gastado, en general, en tabaco toda mi corta vida. Cabe recalcar que no trabajo, pues considero que laborar, en todas sus formas, debe ser exclusivo para los chinos y para los negros-- y que nosotros, los judíos, como somos el pueblo elegido, no tenemos que mover un dedo. Entonces, imagínense cuanto dinero les pude haber ahorrado a mis padres si nunca hubiera fumado.

En conclusión, fumar: malo, molestar a los fumadores: malo, fumar joven: malo, quedar embarazada a los 15: bueno, negro: malo, chino: malo, ser judío: bueno, gastar dinero ajeno: bueno, Elmer Fudd: malo, chicle de nicotina: homosexual, parche: homosexual, quejarse: sólo si eres judío, recuperar el olfato: bueno, no saber qué mismo es cada olor: malo, El olor de un buen perfume en una mujer: no tiene precio. Para todo lo demás existe Mastercard. La verdad, con tanta cosa sobre el tabaco, me han dado ganas de pegarme un tabaco. Muchas gracias.

5 comentarios:

kevinhurlt dijo...

¿y tus padres son negros o chios?

Jorge Luis Pérez dijo...

Mi viejo es negro i mi madre es china. Tranquilo, que la verdad no es culpa tuya que la educación de Naranjal sea tan pobre- "genética" ha de ser algo medio complicado como para explicarte.

Anónimo dijo...

q tienes contra los negros y los chinos? Encima eres judío y se ve que pelucón. No me parece el genocidio, pero por tus comentarios pienso que Hitler hubiera hecho bien en exterminarlos, para que cojudos que piensan como tu no existan en este mundo. Explotador y vividor, racista asqueroso!!!

Autómata dijo...

jajajaja

Jade dijo...

Seamos realistas. Sí no captan el sentido del humor de Jorge, ¿Para qué lo siguen leyendo? Amargarse es malo para la salud, la envidia en cambio, es saludable.

Publicar un comentario