miércoles, 1 de agosto de 2007

¿Abro una Bitácora o no Abro una Bitácora?

Un joven pensaba '¿abro una bitácora o no abro una bitácora?'
Si no abro la bitácora no hay ningún problema, pero si la abro hay dos posibilidades:
Que la gente me lea o que la gente no me lea.
Si la gente no me lee no hay ningún problema, pero si la gente me lee hay dos posibilidades:
Que la gente entienda lo que escribo o que la gente no entienda lo que escribo.
Si la gente no entiende lo que escribo no hay ningún problema, pero si la gente me entiende hay dos posibilidades:
Que les guste o que no les guste.
Si no les gusta, no hay ningún problema, pero si les gusta hay dos posibilidades:
que dejen comentarios o que no dejen comentarios.
Si no dejan comentarios no hay ningún problema, pero si los dejan hay dos posibilidades:
Que los comentarios sean inteligentes i aporten al texto- o que por lo ménos sean graciosos -o que sean comentarios estúpidos.
Si los comentarios son buenos, no hay ningún problema- pero si los comentarios son estúpidos hay dos posibilidades:
Que cierre los comentarios o que no cierre los comentarios.
Si cierro los comentarios no hay ningún problema.

1 comentario:

Jorge Luis Pérez dijo...

(Los comentarios seguirán abiertos; no teman, queridos lectores. Este es un artículo viejo).

Publicar un comentario