lunes, 30 de julio de 2007

300













¡Dis is "¿Entonces?"!


Parece que fue ayer, 27-28 de Diciembre de 2005, cuando recién abrí este espacio. Era de fondo rojo, letras blancas i títulos anaranjados. Luego pasó al gris-celeste-rosado-blanco que duró por un par de años-- hasta llegar al presente amarillo-rojo-negro. En ese transcurso han habido una serie de artículos muy distintos el uno del otro, los cuales han ido dando identidad a este espacio. Hoy, 300 artículos después- sin contar aquellos que borré en el camino- debo afirmar que he aprendido muy poco pero he ganado mucho. Agradezco a todos los lectores que me acompañan en el proceso.

A veces uno lee que para hacer una buena bitácora se necesita una página ordenada, atractiva, titulares cortos, contenidos de gran alcance, promocionarse, hacer hiper-vínculos, etc.
Lo cierto es que lo que yo considero que lo más importante en un espacio de estos- i en cualquier expresión de esta índole- queda siempre relegado (o es completamente inexistente) de todas las listas para "tener éxito": el contenido. Claro, es útil que tenga un orden temático i es bueno que la redacción se encuentre sin errores ortográficos-- los únicos dos aspectos que se suele considerar si es que se toma en cuenta 'el contenido'--, pero el orden i la ortografía son sólo una pequeña porción del contenido.

Así como es difícil para el hombre tener una sola faceta, siento que es poco natural que las bitácoras electrónicas se deban a un solo tema. Es complicado, también, que todos nos manejemos bien en el idioma tecnológico con el que están codificadas las páginas que usamos. "Si supiera como hacerlo lo haría", escribió un desaparecido escritor. ¿Escritor? ¿Tener un espacio de estos nos convierte acaso de la noche a la mañana en escritores? En un lugar donde cualquiera puede tener múltiples bitácoras con sendas identidades, ¿puede nacer un Escritor?

No creo que la mayoría tenga hambre de fama o sed de gloria, sino necesidad de compartir, relacionarse, aceptar i ser aceptados. Un poco disfuncional, pero nadie me lo está preguntando. Ya se han visto un par de cosas interesantes en estos neo-espacios: insultos, pezones, amenazas de muerte, amenazas legales, reuniones en las que uno no es Juan Pérez sino que es de The Next Neo, difamaciones, en fin. ¿Es esto la primera consecuencia de tener bitácoras o un efecto lateral, alejado de una finalidad más noble? Ni lo uno ni lo otro, pero de que llevamos el rumbo errado, llevamos el rumbo errado.

El problemas es que básicamente nunca hubo un lugar al que apuntar. Los que dieron con ese lugar que garantiza apropiarse de un espacio, creo que lo hicieron de casualidad. Experimentando. Pero por cada uno que encuentra El Camino de los Ladrillos Amarillos habemos miles de átomos erráticos dando tumbos por la tan correctamente llamada Blogalaxia. Quizás haga falta otros 300 para encontrar, encontrarse i ser encontrados. Pero, más que seguro, no hay otros 300 que garanticen que se pase por aquellas puertas. Porque no es ni entre 1 i 3,000 que se encuentra el acierto, sino nada más que en uno.

miércoles, 25 de julio de 2007

de Como Engañé a la Organización Editorial Mexicana


Así nos caen las cosas a veces, desde el cielo directamente hasta nuestras ganas de molestar. Todo comenzó hace un par de días, cuando me conecté al MSN i recibí el siguiente mensaje de Gabriela Sánchez:

Gabriela Sánchez: Hola Jorge Luis
Gabriela Sánchez: Soy Gabriela Sanchez de Organizacion Editorial Mexicana
Jorge Luis: ¿I nos conocemos cómo?
Gabriela Sánchez: Tú trabajas en InterJet y ustedes van a poner una campaña en las páginas de Internet de la Oem


¿En serio? ¿No me digas? Desde este momento ya sabía como iba a manejar esta partida.

Jorge Luis: Ah, claro. ¿Qué detalles quiere definir ahora?
Gabriela Sanchez: Pues no me han llamado de la agencia para lo del material.
Jorge Luis: ¿Aun no llaman? Ya voy a consultar con la secretaria. Un segundo.


- En este momento escribo "Oem" e "Interjet" en Google.com "Oem" es una organización mexicana que maneja una veintena de periódicos virtuales, uno para cada ciudad grande del país del Tequila. "InterJet" es una aerolínea que ofrece cómodos vuelos.

Jorge Luis: Lo que sucede es que aun no tenemos definido el concepto artístico para enviar.
Gabriela Sanchez: Ok. Entonces sigo en espera. Muchas gracias por atenderme.
Jorge Luis: ¿Con cuánto espacio disponemos, perdón?
Gabriela Sanchez: Es un cubo de 300 x 250 pixeles
Jorge Luis: Le parece bien si, para agilizar el proceso, lo digitalizamos i se lo enviamos por correo?
Gabriela Sanchez: Por favor. Con copia para f_torrescano@oem.com.mx
Jorge Luis: Excelente. En tres horas tenemos resuelto esto.


- ¡I ahora quién podrá defenderme! Rápidamente pienso en un eslogan i en un concepto. Mi idea era poner un avión pequeño con un texto-- pero me encuentro con este mapa i me gusta. Lo modifico i voy a almorzar tranquilamente.


Al final, termino con esto:

- Al día siguiente es que se complica el asunto:

Gabriela Sanchez: Hola Jorge Luis
Jorge Luis: Buenas
Gabriela Sanchez: ¿Cómo estás?
Jorge Luis: Ni fu ni fa.
Gabriela Sanchez: Jiji. Está bien. ¿Recibiste el correo que envié ayer en la tarde?
Jorge Luis: Recién entro.
Gabriela Sanchez: Ok.
Jorge Luis: Pues no.
Gabriela Sanchez: ¿Cómo?
Jorge Luis: A la cuenta Hotmail?
Gabriela Sanchez: No, a la de InterJet.
Jorge Luis: Ah... Desde ayer andamos con problemas en el servidor.
Gabriela Sanchez: Entiendo
Jorge Luis: De hecho, ayer pasó la página abajo la mayor parte del día.


- Creo que manejé bastante bien eso. Resulta, sin embargo que el correo no le llegó- así que tengo que enviarlo de nuevo. Además, tengo que decidir en cuales de las 43 páginas (una página por ciudad) que tiene la OEM quiero ser publicado. Luego me dice que, en una conversación que supuestamente tuvimos por teléfono, le dije que nuestra agencia de publicidad quería ponerle un dispositivo a la imagen que rastree el número de personas que la usaban.
Consigo todo esto i creo que todo ha salido bien, hasta que más en la tarde me dice que la imagen tiene un vínculo raro... ¡Sorpresa! La verdad fui muy ingenuo en creer que no se iba a dar nadie cuenta. Debí haber hecho algo con las Torres Gemelas i haber puesto algo así como "Nuestros aviones son muy pequeños como para destruir un edificio completo". Arreglé la imagen i listo, la envio.

A fin de cuentas, cambié sólo el medio:


El Miércoles me escribe Gabriela:

Gabriela Sánchez: Hola ¿buenos días?
Jorge Luis: Buenas
Gabriela Sánchez: Ya tenemos tu campaña en las páginas.
Jorge Luis: ¿Ah? ¡Qué bien!
Gabriela Sánchez: http://www.oem.com.mx/esto/
Jorge Luis: Se luce ¿no?
Gabriela Sánchez: Sí, está padre.









Sí. Está Padre.

jueves, 19 de julio de 2007

Por Una Cabeza

Por una botella de un noble alcoholcillo
que justo hasta la fondo afloja al llegar
y que al intoxicar parece decir "no
olvides, hermano, vos sabes,
no hay que tomar".

Por una botella, embriaguez de un día
de aquella coqueta i risueña mujer
que al jurar sonriendo el alcohol que está mintiendo
quema en un hígado todo mi querer.

Por una botella todas las locuras.
su boca que beso borra la tristeza,
calma la amargura.

Por una botella
Si ella me olvida
qué importa perderme, mil veces la vida
para qué vivir.

Cuantos desengaños por una botella,
yo juré mil veces no vuelvo a insistir
pero si un mini-bar me hiere al pasar
su boca de fuego, otra vez, quiero besar.

Basta 'e borracheras se acabo la chupa
un final ya ido yo no vuelvo a ver.
Pero si algún antro llega a ser fija un sábado
yo me juego entero -qué le voy a hacer.

Jorge lePérez

lunes, 16 de julio de 2007

Evangeline Lilly i Elisha Cuthbert: Gracias Canadá

Completamente Perdido por esta canadiense de 28 años que comenzó su carrera con la serie "El Día del Juicio".

Tuvo varios papeles pequeños, como novia de uno de los tipos en los primeros episodios de "Smallville", estudiante en "Freddy vs. Jason"-- hasta hacerse más conocida en la serie basada en guiones de Stephen King, "Kingdom Hospital"




Elisha tiene sólo 25 años, pero su trayectoria va desde "¿Le temes a la oscuridad?" hasta la serie "24". Trabajó también en la serie "Largo Winch"; nunca la he visto, pero he leído todos los BDs i los recomiendo.

Es ganadora del concurso "Huevo en la Cuchara, Internacional" de 2003

Copa América 2007: Aprenda inglés viendo fútbol.

Ayer, por lo menos en Canal Uno, jugó Brazil contra Argentina. No jugó Brasil, jugó Brazil. No hubo un sólo tiro de esquina, pero sí vi varios corner kicks. Si se perdió ud., señor lector, de uno de los corner kicks, no se preocupe, pues estaba ahí el replay con el Time Machine de LG. ¿Repetición instantánea? No, los televisores de LG (léase "El Yi", por favor), no hacen nada de eso. Pero bueno, publicidad es publicidad, claro. No hay foul. Todo Fair Play.
I no fue tanto en los comentaristas: en las mismas plantillas se hablaba de shots on goal, offsides, corners, shots wide(?), final result, etcétera. El partido se transmitió 'En Vivo'. Más tarde, quizás lo podamos ver más tarde En Muerto, porque una transmisión "Directa", "En Directo", "Directamente" o qué se yo, no vale la pena. Ah i a todo esto al final de la transmisión sonó "We are the champions".

No sólo en el partido de ayer, en general la televisión nos está educando a ver fútbol en el idioma del equipo que dignamente se llevó el último lugar en el campeonato; quizás es porque en Ecuador habrán máximo 400 familias que hablen únicamente inglés, de las cuales (digamos que) 200 habrán estado interesadas en el fútbol, i entonces alguien decidió que ellos eran mejor mercado que los que hablamos castellano.
Es chévere, porque si bien es la Copa América, i entiendo que más hablamos castellano que inglés- contando con que la transmisión de Canal Uno, de todas formas, la vemos únicamente nosotros, nos gusta pasarla en inglés.

No comento estas cosas para que me celebren lo culto que soy, o para que aprecien lo bien que me gusta defender apasionadamente el idioma que hablo, (como les gusta hacer a muchos otros, que asumen que más importante es la el lenguaje que la lengua) sino porque creo que mi amiga la cocinera Petita no tiene idea de lo que es un shot on goal. No la culpo, pues no en este país hay motivo para saber uno o dos idiomas, pero ninguno de ellos es el inglés. Seguramente ud., señor lector de un blog, propietario de una laptop con cable internet, crea que no sea necesario transmitir las cosas en nuestro idioma, pero no todos somos tan afortunados como usted, ¿ok?

A todo esto, ¿por qué se premió a los árbitros?

miércoles, 11 de julio de 2007

No Son Horas

Si te dicen que caí
es verdad, es verdad.
No sientas ni un segundo más
de lástima por mí,
que me voy a levantar--
i sí te falta una imagen
quiero que me recuerdes así,
con el viento en las velas.

Si te dicen que duermo de día
es verdad, es verdad.
No te olvides que soy grande
porque tengo multitudes
que me esperan afuera.
I si te faltó ternura
o la vida te hizo dura
quiero que me perdones.

No tengo los pies en la tierra,
me perdí la realidad-
me olvidé de los amigos
me olvidé de los demás
reconozco haber perdido
sintonía alguna vez--
pero no te dejé de querer.
Sigo siendo un varón tierno
que quiere seguir de pié-
pero te espero.

No son horas de reírse.
No son horas de olvidar.
Vos hiciste lo que quisiste, de verdad
No sientas ni un segundo más
de lástima por mí,
que me voy a levantar--
i sí te falta una imagen
quiero que me recuerdes así,
con el viento en las velas.

- Andrés Calamaro.

lunes, 9 de julio de 2007

El Tigre, William Blake


El Tigre

¡Tigre! ¡Tigre! Quemándote brillantemente
En los bosques de la noche
¿Qué inmortal mano u ojo
Pudo tu temible simetría enmarcar ?

¿En qué distantes profundidades o cielos
Quemó el fuego de tus ojos?
¿Con qué alas osó él lucubrar?
¿Qué de la mano que osó el fuego capturar ?

¿I qué hombro, i qué arte
Pudo doblegar los tendones de tu corazón?
I cuando tu corazón comenzó a latir,
¿A qué temió la mano? ¿I a qué temieron los pies?

¿Qué Martillo? ¿Qué Cadena?
¿En qué horno estuvo tu cerebro?
¿Qué yunque? ¿Qué terrible influencia
Osa sus mortales terrores tomar?

Cuando las estrellas acometieron sus lanzas
i regaron al cielo con sus lágrimas
¿Sonrió al su obra ver?
¿Aquel que hizo al Cordero te creó a ti?

¡Tigre! ¡Tigre! Quemándote brillantemente
En los bosques de la noche
¿Qué inmortal mano u ojo
Osó enmarcar tu temible simetría?

- William Blake

Inconforme con todas las otras traducciones, hice esta para un trabajo- el año pasado.

domingo, 8 de julio de 2007

Conjeturas para una noche: Pánico en un lanzamiento de libro

Preparando los Ingredientes

Me desperté a las cinco, completamente estúpido: Esas son las consecuencias de dormir una Siesta de Poder de tres horas. Aún tenía dos horas hasta el evento. Caminé por la casa, por el patio, tratando de hacerlo de forma coherente. Nada peor que un sueño terrible de quizás veinte minutos- que termina sintiéndose como uno de dos horas a la larga- sobre una espera en cabaré por la perfomer más maravillosa de toda la zona; uno está ahí sentado en el banquillo predilecto desde donde se ve el primerísimo primero plano de la piel estrecha, ajustada, de la vedette más espectacular—o eso cree estar esperando uno, porque a fin de cuentas lo que sale de entre las cortinas rojas desteñidas es una vieja de 700 años con más pliegues de los que debería tener una mujer, un lunar peludo, i senos que podría pisárselos ella misma en cualquier momento, ocasionando lo más desagradable de las caídas.

Hice el proceso de preparación para un evento lo más rápido que pude. Me demoré una hora. Aún tenía una hora más hasta que comience el Lanzamiento del Libro de Eduardo Varas en el Palacio de Cristal- en el corazón de la ciudad. Adentrarse hasta este requiere de cierta prodigiosidad para el manejo. En Guayaquil la gente es muy rara al manejar. A mí me gusta ir de un carril al otro, infiltrándome entre los carros. Siempre hay por ahí uno que cree que es algo personal i me dá carrera. I me dá carrera con el Hyundai Santa Fe que no fue hecho ni para inmiscuirse entre el tráfico ni para acelerar después de la verde. Me da pánico pensar que estos tipos pretenden hacer las peripecias que yo hago con un carro que no ha sido preparado para hacerlas- en cualquier momento se me pueden venir encima por creer que pueden frenar como yo, i aunque el que choque por detrás tiene siempre la culpa, vaya ud. con ese cuento a pagarme por la desfiguración de mi Mazda 3.

A pesar de haber querido ir lentamente hasta el centro, hice la primera parte del trayecto a una velocidad mayor a la que necesitaba. En el centro tuve suerte. La 9 de Octubre me dio varias luces en verde seguidas. Aún así, llegué al parqueadero de Las Peñas a las seis i media. Dejé el carro i caminé por el arreglado Malecón, Buena obra de Ne-bot. Ya lo había caminado varias veces, pero nunca a esta hora. Nunca en lo que iba del año. El Malecón está atesplagado de gente. Niños caminan imprudentemente por las calles sin la protección de la mano de sus madres. Los viejos caminan a ese paso característicamente lento que los ampara. Los jóvenes no pueden salir si no es en grupos de cinco o más. Pero, si tienen estos Novia, se la llevan a una oscura banquita del Malecón, como dicta la tradición. “Si te trae acá es porque tú eres La Otra” pensé en gritarles. Pero no tenía ningún sentido en tratar de explicarles esto cuando no lo entiendan. Además, la posibilidad de que no sea cierto me aterra.

Llego justo a la puerta de la “Feria del Libro” a las Siete. Justo en la hora. Me acerco a La Puerta, pero en el proceso me percato de que hay que llenar una papeleta con ciertos datos. Regreso hacia las mesas i hago línea. Odio hacer línea. Necesitaba por lo ménos una mujer para entretenerme. Pero a Las Guapas no les gusta ir a ver Libros. “¿Nombre?” me pregunta la chica de la mesa. “Carlos. Carlos Gonzo. G-o-n-z-o” Con un nombre tan simple como ‘Carlos’, cualquier apellido es probable. Maldita sea, pude haberle dicho algo en Ruso, en Latín, verla sufrir tratando de descifrar qué mismo escribía. Pude haber no hablado castellano. Pero a fin de cuentas fui Carlos Gonzo, 20 años, estudiante.

Fuera de la Sartén i Directo al Horno

El Calor era insoportable. La Marcha me había dejado completamente cansado. “Los Blancos no sudan”, pensé, i seguí dándole a los escalones. Tuve que monear bastante hasta encontrarme con la Urna Norte. Me encontré con El Libro Viejo, Evidencia Ovni**, Mr. Books, con un evento horriblemente pesado en la Urna Sur, compañeros de la U, amigos de la U, i finalmente, con Rubén Aroca. “¿Dónde es lo de Varas?”, le pregunté. Rubén es de sangre negra, un filósofo Macabro. Le dimos Vueltas al lugar, tratando de encontrarlo al Varas. “Macho que se respeta no pide direcciones”. Pasamos junto a la Urna Norte una vez. “¿No será ahí?”, le pregunté a Rubén, pero él dijo que ‘ahí’ era el Salón de Proyecciones, o algo así, i pasó de largo. Después de ningunear a varios i darle vuelta a todo, volví a la bendita Urna Norte. Ahí, erguido, estaba Eduardo Varas.

“Eduardo Varas es el Niño de Oro de Nuestra Generación” escuché alguna vez. O creo que yo mismo lo dije. No me acuerdo. No importa. Nos saludamos ávidamente, le dije que quería fumar un cigarrillo, él me entendió que le estaba pidiendo uno, me ofreció un Marlboro Blanco, le dije ‘no gracias’, salí. Hice un par de llamadas, orgulloso por haber encontrado yo mismo al evento. Rubén ya estaba ahí. Cuando re-entré subí las escaleras i vi a Rafael Mendez, el poeta de Naranjal. Rafael es un tipo de ojos claros i piel morena, como la canción de la novela, que tiene un nudo a la mitad del cuerpo- uno de esos gordos flacos, como yo. Creo que Rafael es tímido, pero, en su timidez, no se puede quedar nunca callado. Tiene él una lengua afilada i burlona que no respeta a nadie. La persona indicada para compartir el Lanzamiento del Libro.

“A continuación escucharemos a la Licenciada Cecilia Loor de Tamaríz”, dice una tipa no tan fea como debía ser. “Buenas noches a todas i todos los asistentes. Me complace presentar en el marco de la Feria Internacional del Libro...” ... “…Es sólo cuestión de permanecer en personaje…” citó Cecilia, valientemente vestida para su edad. Eduardo estaba con un saco negro, i desde la última fila en la que yo estaba sentado, lo veía feliz. “Nunca es transparente”, dice Cecilia, sobre la literatura. Ni lo era Eduardo, debe haberse sentido como un gol del Mundial, pero pretendía estar calmo. Eduardo tiene El Don, escribe con talento. Pero qué se yo de eso, lo digo como juicio de carácter. Minutos antes Rafael me había dicho “Gruppies, viejas, bloggers”- señalando a los presentes. Nosotros, por supuesto, éramos del grupo “bloggers”. Nada más horrible que alguien que hable con anglicismos, recuerdo haber pensado.

“Esa parte de mí que no soy yo”, seguía citando Cecilia. Gracias a Dios su discurso estaba escrito de antemano, no vaya a ser luego como sus Clases, o Tertulias, como le gusta a ella decirles, que parecen ser improvisadas, llenas de extrapolaciones. “Será siempre interesante preguntarle a un autor…” Sí, Cecilia, lo que tu quieras. Ya acabas de cumplir diez minutos en el podio, es buen momento para planear La Salida. Pero si algo es fiel en Cecilia es hablar de más. Seguía citando. Su Eco se debatía con el eco de sonido de la “sala” contigua. Yo ya me había volado i estaba hablando con Rafael. Me molestaba el eco. Sólo había dos parlantes, pero la sala, completamente cuadrada, devolvía un eco confundido i malmezclado.

“La configuración del cuento ‘El Rey’...”, decía Cecilia, hablando de hipérboles. Si seguía hablando, terminaría por citar todo el texto. Ella decía algo sobre un tipo que podía distinguir los acordes de una canción- pero no podía reproducirlos. Qué cosa tan horrible. Habló por casi veinte minutos. Luego tomó el podio Orco. “Damas i Caballeros, Señoras i Señores, buenas noches”. Orco estaba con una camisa verde abotonada hasta la cima. Este primo necesita rápido a los Fab 5. “Por eso es que no hay que fumar de chiquito”, le dije a Rafael. Pero a pesar de ser un tipo terriblemente feo, hablaba con un tono cálido, como habla un poeta. Sus palabras volaban sobre las cabezas de los del auditorio. Nadie le entendía a este desgraciado, estaba hablando en chino. No, peor, estaba hablando en Literario. Primo, por qué mejor no nos cuentas una de Quino, saludas, agradeces, i te quedas callado. Péinate también en el proceso.

Al minuto octavo de la intervención de Orco apagué la grabadora. No había ningún sentido en tratar de acordarse de él. Luego habló, finalmente, Varas, quien simplemente agradeció a los presentes. Rafael estaba contento porque a su Lanzamiento había ido un Chileno --un tipo que había caído perdidamente enamorado de La Toscano-- i para el Lanzamiento del Varas lo más exótico era un quiteño. Claro, Rafael mismo es de Naranjal, donde entiendo que aún hay que ir con machete bajo el brazo. Un Auténtico Ecuatoriano había llegado a la presentación. Lo invitamos a sentarse en la silla más sucia de lugar, se negó a primeras, pero 10 minutos de Orco hacen sentar a cualquiera, Un Auténtico Ecuatoriano no era la excepción.

Atrás, parados, estaban los que habían llegado demasiado tarde. La mayoría era de uno de los dos grupos literatos eminentes de Guayaquil, “Casa de Iguanas” i “Buseta de Papel”. “Guarda Los Libros, que ahí está la Mafia de los Literati”, le dije a Rafael. El agregó algo Mordaz al comentario. Ya no recuerdo qué. Saludé al resto de mis compañeras que había omitido en la persecución previa al evento. Conversé con todos, me acerqué a comprarme el libro. “¿Cuánto es?” –“Cinco dólares” –“Leí en una importante bitácora que el Pe-Ve-Pe es de dos con cincuenta.” La pobre ni ha de haber sabido que es una bitácora, un blog, como le dice la mayoría. Peor iba a saber que el que escribió eso fui yo mismo. Esto hacía a la situación ciertamente más graciosa. “Sus textos no han sido traducidos ningún idioma extranjero y puede dormir tranquilo a pesar de aquello”, leí en el trasero de mi nuevo libro.

Odio hacer fila. El simple hecho de estar parado detrás de alguien ya es denigrantemente suficiente. Ni se hable de estar ahí Esperando. No pude hacerlo. Rompí fila i volví al conversatorio. Aproveche para mandarle un raye a el peor borracho de toda la literatura guayasense, “Loco, me encanta escribir poemash, esh mi vida” suele decir entre lágrimas después de medio trago. Ya, primo, lo que te encanta es otra cosa. Lo peor es que el tipo es famoso. Leí en algún lado que había él ganado algo importante en un evento internacional. Si latino-América decide que a este pana es al que hay que premiar, está bien, genial, pero que luego no se queje del sub-desarrollo.

Sobremesa

Salimos del evento a cambiar de aires. Afuera Lucho Silva, el viejo, tocaba “New York, New York” con prodigiosidad en el saxo. “Ésa es la música de mi patria” dije yo. Bailé un poco, también—como las mujeres que alternan una alzada de pierna por otra. Primero la rodilla izquierda, luego toda la pierna, luego la rodilla derecha, luego toda la pierna… Era divertido. Afuera se habló de todo ménos del Lanzamiento de el Libro. Claro, entre Orco i Cecilia habían acribillado al tema. Poco a poco se fue la gente. Poco a poco nos iban echando del centro de convenciones, también. Primero apagaron las luces, luego invadieron el salón con un abrumante sonido blanco que me partía la cabeza. Sólo faltaba una de Xuxa, otra de Castro i el Himno Nacional para dar por terminado, oficialmente, al bendito evento.

Al fin conseguí que me firme Varas el libro de cinco dólares. Yo le pedí que me ponga “Con amor para mi Jorgis. Tu Eduardo XOXOXO”, pero el muy patán sólo me concedió “Haz de este libro un acto de justicia… El acto de justicia con tu lectura… Gracias x venir” ¿A cuánta gente le habrá escrito lo mismo? Por ménos lo escribió en línea recta, que bien le hacía falta una regla o cualquier cosa para escribir bonito. Después de todo, no venía de cancelar cinco dolores para que el autor destruya mi inversión. “Ahora lo voy a vender a seis” le dije al Auténtico Ecuatoriano.

Mucho después, como una hora más tarde, conversaría con Paquito sobre el evento. Él iba a estar de acuerdo conmigo en que Orco habló sobre las cabezas de todos. Le contaría como Mussó me conocía, pues fuimos cordialmente invitados por La Toscano a hablar de bitácoras -- junto al mismísimo Varas i un sociólogo aburridísimo de apellido Tutivén-- le contaría que había tenido una linda discusión con el señor este sobre lo que era poesía i qué no. “La calidad de la metáfora es lo que vale”, insistía él, i claro él, profesor, autor publicado, ganador de la importantísima Bienal de Cuenca, debía tener la razón. Sólo sé yo que cualquier idiota recibe ese premio, i lo digo con muchísima propiedad.

Después de estar casi más de una hora con Paquito iría a Ojos de Perro Azul, el bar donde plagan los literatis i hay que pedir los tragos de dos en dos para esperar ménos. Ahí mismo fue donde pensé en partirle la cabeza a Carrión por haber pisado a Mi Novia cuando él estaba yendo del baño al Sofá. El muy imbécil puede sacar un poemario pero no puede decir “lo siento”. La única razón por la que no lo hice fue por el miedo a la posibilidad a que el tipo saque después un poema sobre lo ocurrido. “Quedaríamos afectados todos. Increíble Venganza”, me acuerdo haberle dicho a Mi Novia, Paulina, esa noche.

Me quedaría en Ojos de Perro Azul hasta poco después de que el mismo Varas se fuese. Para hechos anecdóticos, se fue con la tipa con la que yo estuve conversando la mitad de la noche. Él se paró i ella se fue con él. El poder de Lanzar Libros. Conversaría de poemas allí también. Contaría un par de gracias. Me haría un par de amigos. Nada del otro mundo. Después me iría, a toda velocidad, a la casa de Roberto Posas a seguir discutiendo sobre libros, autores, i riesgos. Me iría derrapando por casi cada curva, i uno que otro incauto trataría de seguirme el ritmo, hasta quedar perdidos en el retro-visor.

Pero aún estoy tratando de salir del ExpoLibro, caminando con Paquito, con quien acabo de revisar los títulos de la sección “El Libro Viejo”, una mesa que maneja un tipo que no sabe lo que tiene. La salida del expo no es por donde se entra. Hay que darse un vueltón terrible- i paquito había dejado su bolso a la entrada. Yendo para allá la vemos a Cecilia, cuando íbamos hablando de los textos que nos deberíamos de haber robado del cole. “Genial, Brillante” decíamos de la absurda vuelta que estábamos dando. “Este Eduardo Varas me mandó un lindo elogio. ¿Si viste? Púchica, ahora voy a tener que leérmelo. ¡Qué vega! ¡Qué verga que es Eduardo Varas!” le iba diciendo a Paquito, cuando desde el rabillo del ojo veo sentado, junto a su novia, a Villaquirán, graduado con honores de la universidad de la estupidez.

“Cuántos puntos nos dará Cecilia por haber venido; unos diez puntos creo que nos va a dar por haber venido. ¡Ah Cecilia cómo está!, usted estaba por aquí, no sabía, fue una clara coincidencia.” Luego un silencio, pasos. “Explotándolo a Genaro”, le digo a Paquito. Luego canto “Mónica, la mujer trónica”. Más pasos. “Este ha sido el vueltón más estúpido de mi vida. No, mentira, sí sí, sí he andado bastante como para.. pero sí está en el top diez” –“Sí loco, púchica, mira esto, loco yo quería ir… yo quería enantes salir i me dijeron ‘no, tiene que dar la vuelta entera’”. –“I dando la vuelta entera, i dando la vuelta media”, respondí al revés. Luego tarareo la canción que Luis Silva aún no tocaba. -“De ley que hay más gente para el evento este de música que para…” -“Es que esto llama masas”, respondí interrumpiéndolo. -¿Era Luis Silva? –"Sí, loco." –“¡Yo sabía!, le dije a este man de… que es Luis Silva” Alguien por ahí se saluda, “hola, cómo estás”, escucho por ahí, luego lo canto “Hola, Cómo Estás”.

“Yo entré como Carlos Gonzo”, le dije a Paquito cuando por fin llegamos a la mesa donde se reclamaban las mochilas. Luego él entendió la ironía. “¿Cuál es tu cartera?”, digo para molestar. –“La de cuero, loco”, dice él. “¿La de lentejuelas? No te combina. Ya te he dicho que no me gusta que salgas así”. Una horrible mujer, también esperando por su cartera, había escuchado lo que le estaba diciendo a Paquito. Ella, coqueta, se reía de la conversación. Ya yéndonos le digo a Paquito: “La man estaba que se reía. La pelada estaba que gozaba, goshaba con el Jorge. ¡Chá! ¿Cuánta mujer no ha goshado con el Jooorge? ¡Chá! ¡Una más para la lista! ¡Chá!”. Ya encamindos a la taberna de Manuel, vuelvo a citar al poeta. ¡Esta noche te bajo porque te bajo! ¡Palabra de varón!

*Recomiendo Obstacle 1, Interpol
** IV Congreso Mundial de Exobiología Galileo 2007. Guayaquil 14-15-16-17 de Noviembre. Lugar : Centro de Convenciones Rodolfo Baquirizo (Av. 9 de Ocbubre y Tungurahua) Un aporte científico cultual de:...

Foto de LunaDiRimmel

viernes, 6 de julio de 2007

Análisis de la Imagen vs. Jorge Luis Pérez

Cuarto Asalto

¿Qué es esto:

Jorge Luis: Parece que son cupido i Di...
Análsis de la imagen: ¡No! ¡Son puntos y líneas!


Quinto Asalto

¿Qué es esto:

Jorge Luis: Eh... Creo que son las mujeres troyanas quemando los ba...
Análsis de la imagen: ¡Falso! ¡Son puntos y líneas!


Sexto Asalto

¿Qué es esto:
Jorge Luis: No tengo idea...
Análsis de la imagen: ¡Puntos! ¡Líneas!

jueves, 5 de julio de 2007

Contáctese con el Autor

Yo, Jorge Luis Pérez, siempre innovando el ámbito de la comunicación por bitácoras en Internet, propongo ahora una forma de comunicación más directa que nunca: hago ahora, a través de este espacio, público mi número de teléfono portátil, para que todos mis lectores puedan llamarme a hacerme consultas, a dedicarme una que otra ternura, a entrevistarme-- en fin, las opciones son infinitas.

Mi número es 099500854


¡Recuerde, señor lector, que las llamadas no son gratis!

miércoles, 4 de julio de 2007

Fede Ratas

Uno siempre se equivoca-- ¡pero no siempre está ahí alguien tomando nota de los errores!

"Yo tenía un gatito i le daba de comer i lo alimentaba"...
- Titov


"¿En números o en cifras?"
- En números.
Jorge Luis, Julieta


"Se ve visualmente estéticamente bien".
- El cantinero de la desaparecida "Zurda"


"Saber distinguir la diferencia".
- Paulina

"Me estofaron con la Odisea".
-Julieta


"Él no me conocía en toda su totalidad".
-Belén


"He pensado personalmente"
- Nury


"Escuchémoslo sin audio"
- Jorge Luis


"El presidente Lucio Paredes"
Pbro. Henry Gallardo


"Un mosquito de una tierra extraterrestre"
- Figueroa


"Vamos me suena a manada, quítale la 's'"
- Alguien en Economía.


"La barba imaginable"
- Julieta

"Subir la silla arriba"
- Julieta


"No gastes saliva buscando en el diccionario"
-Julieta


"Es la historia del investigador que se propone a investigar la muerte del hombre muerto".
- Debbie


"Cientodoscientos"
- Belén


"Eso fue lo único que no cambió cuando guardó la casa"
- Julieta

Análisis de la Imagen vs. Jorge Luis Pérez

¡Que gane el mejor!

Primer Asalto.

¿Qué es esto:

Jorge Luis: Eh... Está difícil... Parece ser un cuad..
-Análisis de la imagen:¡No! ¡Son líneas y puntos! ¡Puntos y líneas!

Segundo Asalto.

¿Qué es esto:

Jorge Luis: Creo que es uno de los últimos de Va...
Análisis de la imagen: ¡No! ¡Son puntos y líneas! ¡Puntos y líneas!


Tercer Asalto.

¿Qué es esto:
Jorge Luis: Es una representación de las tres eta...
Análisis de la imagen: ¡Nones! ¡Son puntos y líneas!

martes, 3 de julio de 2007

Ford Mustang 1965 (18, 19)

"Eleanor"







Fotos: Jorge Luis Pérez
Iluminación: José Herrera